Skip to main content

Banco Mundial aprueba US$50 millones para preparación ante desastres naturales en El Salvador

Countries
El Salvador
Sources
World Bank
Publication date
Origin
View original

Comunicado de prensa Nº:2011/317/LAC

El país es muy vulnerable a las catástrofes naturales

WASHINGTON, 2 de febrero de 2011 - El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó ayer un préstamo de US$50 millones para El Salvador que le permitirá a su gobierno enfrentar mejor los desastres naturales. El préstamo utiliza la modalidad de Opción de Disposición Diferida (ODD), un préstamo que le permite al gobierno utilizar los fondos en caso de ocurrir un desastre natural.

El financiamiento del Banco respaldará el Programa de Gestión de Riesgos ante Desastres Naturales, un plan de inversión pública que busca mejorar la mitigación, la prevención de riesgos y la gestión ante desastres naturales.

La vulnerabilidad salvadoreña a los eventos naturales adversos, exacerbada por la degradación ambiental y la extrema variabilidad climática, amenaza el desarrollo del país y su crecimiento a largo plazo. Desde el año 1972, los desastres naturales se han cobrado 6.500 vidas y causado más de US$16 mil millones en daños.

"Estos fondos, que pueden ser utilizados de manera inmediata luego de un desastre natural, son muy importantes para El Salvador porque cada vez que ocurre una emergencia los fondos públicos se ven afectados y en el actual escenario presupuestario restringido, esto podría ser crítico para el país," dijo Alexander Segovia, Secretario Técnico de la Presidencia.

Entre sus prioridades, el Plan de Desarrollo 2010-2014 destinará fondos para la "gestión eficiente ante riesgos ambientales" y obliga a integrar la reducción de riesgos ante desastres naturales a los programas de inversión del gobierno.

De tal manera, el Plan coloca a la reducción de riesgos ante desastres naturales al tope de la agenda pública. El Plan exige que las inversiones en infraestructura y vivienda públicas sean seleccionadas estratégicamente en base a criterios ambientales y de reducción de riesgos. También promoverá el planeamiento preventivo a nivel municipal y abordará el gran desafío de elaborar planes de ordenamiento territorial para lograr un crecimiento urbano y reubicación de personas más seguros, sin afectar el bienestar social y económico de la nación.

El Gobierno también incluyó medidas de adaptación al cambio climático como políticas prioritarias del Plan. Reconoce que debe estar mejor preparado ante fenómenos naturales extremos, tal como inundaciones o sequías más frecuentes e intensas - que causarán la pérdida de vidas, cultivos y ganado, y una mayor propagación de las enfermedades.

Más del 95 por ciento de la población y del Producto Interno Bruto salvadoreños se ubican en áreas vulnerables ante desastres naturales, haciendo que su economía sea la segunda con mayor nivel de riesgo, de acuerdo al estudio Áreas vulnerables a desastres naturales del [Banco] Mundial. El mismo estudio también coloca a El Salvador en segundo lugar entre los países con mayor porcentaje de su población a un "nivel relativamente alto de riesgo de mortalidad ante múltiples peligros."

"Este instrumento financiero le proporcionará al país los recursos necesarios para focalizarse en la respuesta de emergencia luego de un desastre natural, en lugar de dedicar tiempo y esfuerzos valiosos en actividades de recaudación de fondos," dijo Felipe Jaramillo, Director del BM para América Central. "Esta nueva operación va de la mano con el énfasis que estamos poniendo en la prevención de desastres naturales, en lugar de focalizarnos exclusivamente en la respuesta ante un desastre natural," agregó.

El Programa respalda los Objetivos de Desarrollo del Milenio y aborda asuntos relacionados con los riesgos ante desastres naturales que afectan de múltiples maneras a los segmentos más vulnerables de la población. Éstos incluyen (a) mejorar la efectividad y eficiencia de los mecanismos de respuesta a los desastres naturales; (b) integrar principios de gestión y prevención de riesgos en todas las agencias públicas; y (c) racionalizar las reglamentaciones para protección ambiental y ordenamiento territorial como componentes críticos de la gestión y prevención de riesgos.

La ODD de US$50 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) tiene un período de amortización de 29,5 años, incluyendo un período de gracia de cinco años.

Contactos:

En Washington: Stevan Jackson, (202) 458-5054, sjackson@worldbank.org;

Ricardo Vargas, (202) 458-0777, rvargasgomez@worldbank.org

Para obtener más información, por favor visite: www.bancomundial.org/alc

Visítenos en Facebook: http://www.facebook.com/bancomundial

Manténgase informado via Twitter: http://www.twitter.com/WorldBankLAC

Nuestro canal de YouTube: http://www.youtube.com/worldbank