Saltar al contenido principal

Declaración de Prensa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Colombia

Países
Colombia
Fuentes
UN Verification Mission in Colombia
Fecha de publicación
Origen
Ver original

Nueva York, 22 de julio de 2022. Los miembros del Consejo de Seguridad reiteraron su pleno y unánime apoyo al proceso de paz en Colombia. Acogieron con beneplácito la celebración, en gran medida pacífica, de las elecciones como símbolo del fortalecimiento de la democracia colombiana como consecuencia del Acuerdo Final de Paz. También acogieron con beneplácito el aumento del número de mujeres electas en el Congreso.

Mientras el nuevo gobierno se prepara para asumir el cargo, los miembros del Consejo de Seguridad subrayaron la importancia de garantizar la implementación integral del Acuerdo Final de Paz, incluso para acelerar la implementación de las disposiciones sobre cuestiones étnicas y de género. En ese contexto, acogieron con beneplácito el compromiso del Presidente electo Gustavo Petro de profundizar su implementación y buscar una paz más amplia mediante el diálogo con otros grupos armados ilegales. Se informó a los miembros del Consejo de Seguridad de la intención del nuevo gobierno de entablar conversaciones con el ELN.

Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron su pleno apoyo a los tres componentes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. En particular, acogieron con beneplácito la publicación del informe final de la Comisión de la Verdad como una oportunidad sin precedentes para que las colombianas y los colombianos se enfrentaran a su pasado y como un primer paso hacia la reconciliación a largo plazo y la paz duradera.

Los miembros del Consejo de Seguridad también acogieron con beneplácito los progresos realizados por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en los últimos meses, incluidas las audiencias públicas en las que los autores reconocieron, en presencia de las víctimas, su responsabilidad por los crímenes cometidos durante el conflicto armado. Tomaron nota de los preparativos que adelanta la Misión de las Naciones Unidas para verificar el cumplimiento y la implementación de las sanciones propias que emitirá la JEP.

Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron su compromiso de trabajar estrechamente con Colombia para apoyar la implementación integral del Acuerdo Final de Paz y acogieron con beneplácito el compromiso de ambas partes con este fin. En este sentido, destacaron la observación del Secretario General de que el nuevo gobierno tendrá la responsabilidad y la oportunidad histórica de llevar adelante el proceso de paz de Colombia.

Los miembros del Consejo de Seguridad reiteraron su preocupación por las persistentes amenazas, ataques y asesinatos dirigidos a excombatientes de las FARC-EP quienes entregaron sus armas como participantes en el proceso de paz, así como a líderes comunitarios y sociales, incluyendo a las lideresas y mujeres de comunidades indígenas y afrocolombianas. Reafirmaron su llamado a la rápida adopción por la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad de una política pública para desmantelar los grupos armados ilegales y destacaron la necesidad de aumentar la presencia integrada del Estado en las zonas afectadas por el conflicto. Destacaron la importancia de abordar los desafíos pendientes en materia de reforma rural y de reincorporación y seguridad de las y los excombatientes, incluida la ampliación del acceso a la tierra y la vivienda, mejorar las oportunidades de educación y empleo y garantizar el apoyo a los muchos excombatientes que viven fuera de los antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación a fin de garantizar la reincorporación sostenible de excombatientes. Subrayaron la importancia de seguir implementando el plan de acción del Programa Integral de Garantías de Seguridad para Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos. Acogieron con beneplácito el compromiso del próximo gobierno para crear las condiciones necesarias para el cese de las hostilidades entre todos los grupos armados ilegales y la prevención de la violencia contra los civiles.

Los miembros del Consejo de Seguridad apoyaron firmemente los esfuerzos complementarios de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, en coordinación con el equipo de las Naciones Unidas en el país. Una vez más, destacaron que el proceso de paz de Colombia sigue siendo un claro ejemplo en el mundo de la posibilidad de resolver conflictos armados mediante el diálogo.