Перейти к основному содержанию

Alerta Epidemiológica Detección de virus polio derivado de la vacuna tipo 2 en los Estados Unidos: Implicaciones para la Región de las Américas - 21 de julio de 2022

Страны
Мир
Источники
PAHO
Дата публикации
Происхождение
Просмотреть оригинал

Dada la identificación de un caso de parálisis fláccida aguda relacionado a un poliovirus derivado de la vacuna tipo 2 en un individuo no vacunado del condado de Rockland, Nueva York, Estados Unidos, la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) reitera a los Estados Miembros la importancia de aunar esfuerzos a fin de mantener y fortalecer la vigilancia para la detección de casos, y alcanzar coberturas adecuadas de vacunación contra la poliomielitis.

Resumen de la situación actual

La región de las Américas ha cumplido más de 30 años sin la detección de casos de poliovirus salvaje en sus países / territorios. En 1994, las Américas se convirtió en la primera región del mundo en ser certificada como libre de polio por la Organización Mundial de la Salud. La detección temprana de casos a través de la vigilancia de los casos de parálisis flácida aguda (PFA) en menores de 15 años y mantener coberturas adecuadas de vacunación contra poliomielitis son claves para mantener este estatus.

Como resultado de la vigilancia realizada en los Estados Unidos de Américas, el 21 de julio de 2022, el departamento de salud del estado de Nueva York informó sobre la identificación de un caso de poliomielitis paralítica en un individuo no vacunado en el condado de Rockland. La secuenciación inicial confirmada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) indica que el caso se debe a un poliovirus derivado de la vacuna tipo 2 (VDPV2) 1-2-3. La investigación se encuentra en curso y se dispondrá de mayor información en la medida que esté disponible.

El 10 de junio de 2022, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS / OMS) había alertado sobre el riesgo de emergencia de un poliovirus derivado de la vacuna y se orientó a los Estados Miembros a implementar medidas efectivas para disminuir el riesgo de ocurrencia de brotes manteniendo coberturas altas y homogéneas de vacunación, y una vigilancia epidemiológica sensible que permita detectar e investigar de forma oportuna los casos de parálisis flácida aguda.

En los últimos años, las tasas de vacunación contra la poliomielitis han disminuido considerablemente. Incluso antes de la pandemia por COVID-19, la vacunación contra la poliomielitis había caído por debajo de la meta de cobertura de igual o mayor al 95% recomendada para prevenir la reintroducción del virus. Durante la pandemia -que ha afectado los servicios de salud en toda la región, incluida la vacunación de rutina- las coberturas de vacunación contra la polio han seguido disminuyendo. En 2020, solo el 80% de los niñosde la Región recibió la tercera dosis de la vacuna contra la polio necesaria para la inmunización completa, en comparación con el 87% en 2019. De continuarse esta tendencia en las coberturas de vacunación, existe un alto riesgo de ocurrencia de brotes posterior a la importación de un virus (salvaje o derivado de la vacuna) o la emergencia de poliovirus derivado de la vacuna, y que estos no sean detectados a tiempo.