Перейти к основному содержанию

El Salvador, Honduras y Nicaragua: Perspectiva de seguridad alimentaria de monitoreo remoto (junio 2022 a enero 2023)

Страны
Гондурас
+ 2
Источники
FEWS NET
Дата публикации
Происхождение
Просмотреть оригинал

Alta inflación y pérdidas focalizadas de cultivos reducirán las mejoras estacionales de los más pobres

Key Messages

Este año, la temporada de escasez está exacerbada por altos precios y las pérdidas agrícolas de 2021. Por lo tanto, se prevé que los hogares pobres en las áreas rurales y urbanas se encuentren en Estrés (Fase 2, CIF) hasta la salida de la cosecha de Primera, a finales de agosto. Mientras tanto, los hogares más pobres en el oriente y el Corredor Seco de Honduras, continuarán el uso de estrategias de consumo, enfrentándose a resultados de Crisis (Fase 3, CIF). A partir de septiembre, la salida de la cosecha y una mayor demanda de mano de obra, permitirán una disminución en la inseguridad alimentaria, por lo que los tres países se clasificarán en Estrés (Fase 2, CIF) desde octubre hasta enero 2023.

La inflación ha incrementado desde enero 2022, entre 3.7 y 5.2 por ciento en los tres países y se estima que se mantendrá alta hasta enero 2023, limitando las mejoras estacionales, la capacidad adquisitiva y el acceso a los alimentos de los hogares más pobres que aún no se recuperan de los eventos adversos económicos y climáticos de los años recientes.

El ciclo agrícola de Primera se estableció en mayo y el exceso de lluvias ha ocasionado daños focalizados en algunos cultivos; adicionalmente, el alto costo de producción ha resultado en menores extensiones de cultivo para los productores medianos y pequeños. Se prevé que continúen las condiciones de elevada humedad, debido al pronóstico de La Niña que traerá lluvias por arriba del promedio hasta finales del año. Estas condiciones podrían resultar en eventos adversos, tales como una mayor incidencia de plagas y enfermedades en los cultivos de granos básicos, e incluso, en los cultivos comerciales. Esto provocaría reducciones leves a moderadas en la producción a nivel nacional, en la duración de las reservas de cosechas para los hogares y una disminución en la demanda de mano de obra agrícola.