Aller au contenu principal

Estrategias mundiales del sector de la salud contra el VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual para el periodo 2022-2030

Pays
Monde
Sources
WHO
Date de publication
Origine
Voir l'original

GHSS 2022-2030

JUNIO 2022

1. Poner fin a las epidemias en una nueva era sanitaria mundial

Las estrategias mundiales del sector de la salud para 2022-2030 contra el VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual tienen como objetivo orientar al sector de la salud a la hora de aplicar respuestas estratégicas encaminadas a alcanzar los objetivos de poner fin al sida, las hepatitis víricas B y C y las infecciones de transmisión sexual (ITS) de aquí a 2030. Las estrategias para el periodo comprendido entre 2022 y 2030 parten de los logros y las lecciones aprendidas en las estrategias mundiales del sector de la salud para el periodo 2016-2021 y tienen en cuenta los cambios epidemiológicos, tecnológicos y contextuales acaecidos durante los últimos años. Además, fomentan los aprendizajes en todas áreas y generan oportunidades de aprovechar las innovaciones y los nuevos conocimientos para responder con más eficacia al VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual. En las estrategias se recomienda que los países adopten en los próximos ocho años, por un lado, medidas comunes y, por otro, medidas específicas para cada enfermedad, con el apoyo de las medidas que adoptarán la OMS y los asociados.

Cada país debe definir los grupos de población más afectados y que mayores riesgos corren en relación con el VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual, y comprometerse a adoptar medidas adaptadas al sistema de salud y a los contextos epidemiológicos locales, sin dejar de defender los derechos humanos fundamentales con un enfoque centrado en el acceso equitativo a la salud y en las prácticas científicamente corroboradas.

Las estrategias para 2022-2030 recalcan el papel fundamental que desempeña el sector de la salud a la hora de poner fin a las epidemias, al tiempo que evidencian la necesidad de adoptar un enfoque multisectorial de salud en todas las políticas, a fin de derribar los obstáculos estructurales y sistémicos y acelerar el proceso. En dichas estrategias se recomienda centrar la atención en las personas más afectadas y que presentan mayor riesgo, a fin de evitar las desigualdades. También se promueven las sinergias en el marco de la cobertura sanitaria universal y la atención primaria de salud con miras a alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

1.1 Avances desiguales en las principales epidemias

El VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual causan colectivamente 2,3 millones de muertes y 1,2 millones de casos de cáncer al año y siguen representando una carga importante para la salud pública en todo el mundo. Más de un millón de personas contraen infecciones de transmisión sexual cada día, mientras que cada año 4,5 millones de personas se infectan por el VIH y las hepatitis B y C. Aunque se han hecho progresos en las tres áreas, la respuesta mundial no va por buen camino, puesto que la mayoría de las metas de salud mundiales para 2020 no se han alcanzado (véase el recuadro 1.1). No se están aprovechando todas las ventajas de las herramientas y tecnologías disponibles. Además, muchos grupos de población se han quedado atrás y persisten los obstáculos estructurales, sistémicos y financieros que impiden acelerar los avances. La pandemia de COVID-19 ha menoscabado todavía más los avances, de modo que es preciso acelerar las medidas y atajar las epidemias.