Перейти к основному содержанию

Viruela símica: respuestas a sus preguntas

Страны
Мир
Источники
PAHO
Дата публикации
Происхождение
Просмотреть оригинал

Washington D.C. 25 mayo 2022 (PAHO) – Durante las últimas dos semanas, se han informado casos de viruela símica a la Organización Mundial de la Salud (OMS) registrados en varios países no endémicos sin vínculos directos de viaje a un área endémica

La Organización Panamericana de la Salud (OPS)/OMS ha preparado una página web de Preguntas y Respuestas para actualizar al público en general sobre el brote y abordar cualquier inquietud que pueda surgir sobre esta enfermedad. La información está disponible en inglés y español.

También se puede encontrar mayor información sobre viruela símica el sitio web de la OPS aquí. El número de casos notificados a nivel mundial se actualiza periódicamente a través de las actualizaciones sobre brotes de enfermedades de la OMS.

Si bien este brote es preocupante, las investigaciones de salud pública están en curso en aquellos países que han identificado casos, incluyendo el rastreo de contactos, el manejo clínico y el aislamiento.

La OPS/OMS también está trabajando con los Estados Miembros para apoyar las actividades de vigilancia, preparación, y respuesta ante brotes.

Para limitar una mayor propagación entre las personas, es vital que los países ofrezcan información al público en general sobre la viruela símica y su modo de transmisión, particularmente entre aquellas personas con mayor riesgo de infección.

Viruela símica

La viruela símica es una zoonosis viral (un virus transmitido a los humanos por los animales), que también puede transmitirse de una persona a otra a través del contacto cercano con una persona infectada.

Los síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y erupción cutánea, que tiende a concentrarse en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Las personas afectadas son contagiosas desde el comienzo de los síntomas hasta que las lesiones cutáneas se curan por completo.

Los síntomas de la viruela símica se resuelven solos en la mayoría de los pacientes con un tratamiento de apoyo. Sin embargo, es importante reducir el riesgo de contagio limitando el contacto con personas con viruela símica sospechada o confirmada.

Históricamente, la transmisión de la viruela símica de persona a persona ha sido limitada. Si bien el riesgo para el público en general es bajo, la OMS está respondiendo a este evento como una alta prioridad para evitar una mayor propagación.