Aller au contenu principal

Guatemala: Monitoreo de la Respuesta Humanitaria - Boletín N° 1 (abril 2022)

Pays
Guatemala
+ 1
Sources
OCHA
Date de publication

Actualización de la situación y avances

Protección

Guatemala sigue siendo un país de origen y retorno para los guatemaltecos con necesidades de protección, y un país de tránsito y destino para personas de distintas nacionalidades que huyen de entornos con altos índices de violencia.

El Clúster de Protección inició en enero de 2022 la actualización del Plan de Contingencia para responder a flujos masivos, que han aumentado desde enero de 2022 en comparación con 2021, sobre todo desde Venezuela, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Cuba y Haití.

En los primeros tres meses de 2022 se duplicaron los retornos (24.000 en Tecún Umán y Ciudad de Guatemala) y aumentaron en un 47 por ciento las solicitudes de condición de refugiado en comparación con el mismo periodo en 2021.

A través de la Mesa Departamental de Migración y Protección, ACNUR en Puerto Barrios coordina con instituciones gubernamentales locales y organizaciones de la sociedad civil, para asegurar el acceso a territorio guatemalteco y el asilo a las personas desplazadas forzadamente. En conjunto con OIM, UNICEF, instituciones gubernamentales y socios locales, está estableciendo varios Centros de Atención para Personas Migrantes y Refugiadas (CAPyR) en lugares clave para aumentar la protección y la asistencia a las personas que forman parte de movimientos mixtos. Además, sigue proporcionando dinero en efectivo, con reducción del tiempo y gastos de transacciones. Para entregar la asistencia directamente a los beneficiarios, ACNUR firmó un acuerdo con Banrural, el banco con mayor presencia en el país.
El Análisis Rápido de Género (ARG) elaborado en el último trimestre de 2021 entre CARE y ONU Mujeres, evidenció el impacto de la pandemia en los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes guatemaltecas, identificándose una profundización de las desigualdades de género.

Salud

La pandemia de COVID-19 ha impactado significativamente la salud de la población. Sin embargo, de enero a marzo, la cuarta ola de alta transmisión a expensas de la variante Ómicron no supuso un incremento significativo en el porcentaje de ocupación hospitalaria ni de defunciones. Actualmente el país se encuentra en un escenario de baja transmisión.

Hasta la Semana Epidemiológica 12 (24 de marzo), se reportan 628 casos de dengue (incremento de 42 por ciento en comparación con la misma semana del 2021) con un rango de incidencia acumulada de 3.6 por cada 100.000 habitantes, un incremento inusual dado que históricamente los casos de dengue aumentan en la SE 20, situación que puede empeorar con la época de lluvia.

Con financiamiento de AECID, la OPS/OMS en Guatemala sigue brindando asistencia técnica al Ministerio de Salud en áreas impactadas por Eta e Iota. La implementación en curso del proyecto “Respuesta en salud por impacto de las tormentas tropicales Eta/ Iota en los departamentos Izabal, Alta Verapaz y Petén” asegurará la continuidad de los servicios de salud de primer nivel y reducirá los impactos derivados de la emergencia. Sin embargo, unos 74 servicios de salud del primer y segundo nivel de atención impactados por las tormentas aún no han sido rehabilitados, limitando el acceso a la salud y la continuidad en la atención a la población.

Nutrición

Hasta marzo de 2022, el número de niñas y niños con desnutrición aguda severa ha incrementado en 472 casos más con respecto al 2021,1 siendo el 71 por ciento menores de 24 meses. Se espera un aumento de casos debido al incremento del precio de la canasta básica y la disminución de los servicios rutinarios, enfocados en la vacunación contra la COVID-19. La tendencia muestra que los menores proceden más de áreas urbanas, lo que podría apuntar a una falta de identificación de casos en áreas rurales. El Sector de Nutrición está trabajando en coordinación con el Ministerio de Salud para validar un modelo sostenible de brigadas integrales de atención para niñas, niños y mujeres y en coordinación con las áreas de salud para el apoyo e identificación de brechas.

Seguridad Alimentaria

En febrero aumentó el precio de la gasolina, diésel y gas propano (36, 48 y 5 por ciento respectivamente comparado al año anterior y variaciones del 59, 91 y 29 por ciento por arriba del promedio de los últimos cinco años), y en los últimos tres meses hubo aumentos significativos en productos de alto consumo como pan, aceites y azúcar, restringiendo el poder adquisitivo de los hogares.2 Los hogares rurales pobres se clasificarán en Estrés (Fase 2, CIF hasta junio3 . La temporada de escasez, los bajos ingresos, las deudas atípicas y los altos costos de alimentos, transporte e insumos agrícolas, intensificarán el uso de estrategias negativas y aumentarán el número de hogares en Crisis (Fase 3, CIF). Los hogares pobres del Corredor Seco oriental y occidental y las áreas afectadas por las tormentas Eta e Iota se clasificarán en Crisis (Fase 3, CIF) durante todo el periodo.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) continúa fortaleciendo las intervenciones humanitarias, así como promoviendo la resiliencia y fortaleciendo las capacidades nacionales. Las principales actividades realizadas incluyen transferencias de efectivo condicionadas y el suministro de artículos no alimentarios, equipos y asistencia técnica.
Todas las actividades de respuesta de emergencia consideran el género como un pilar transversal, aseguran una representación equilibrada de género a nivel comunitario y abordan las necesidades de la población, dando prioridad a los grupos vulnerables incluyendo a las mujeres y niñas embarazadas y lactantes, y a las mujeres y niñas cabeza de familia. En la medida de lo posible, las mujeres fueron registradas como receptoras principales de la transferencia, contribuyendo al aumento de la toma de decisiones de las mujeres en el hogar

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.