Aller au contenu principal

Guatemala: Actualización de la Perspectiva de Seguridad Alimentaria, abril 2022

Pays
Guatemala
Sources
FEWS NET
Date de publication
Origine
Voir l'original

***Altos precios de alimentos y fertilizantes al iniciar la temporada de escasez ***

MENSAJES CLAVE

  • Los hogares pobres del Corredor Seco y zonas afectadas por Eta e Iota no han logrado recuperarse de los diversos impactos de 2020 y 2021. Consecuentemente, han dependido por más tiempo del mercado para asegurar su alimentación, por lo que entraron antes de lo usual a la época de escasez. Durante esta época, las oportunidades de empleo son pocas, y se espera que los precios del maíz y del frijol, que constituyen la base de su alimentación, así como la leña, que se utiliza como fuente de combustible, continúen altos. Dadas estas condiciones, recurrirán a estrategias negativas para alimentarse, poniendo en riesgo sus medios de vida. Estos hogares se clasificarán en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre.

  • Los hogares rurales pobres experimentarán resultados de Estrés (Fase 2, CIF) ya que cuentan con algunos ahorros logrados con los ingresos adquiridos durante los meses pasados, pero enfrentan todavía el acarreo de deudas atípicas y los altos precios de varios productos. A medida que avanza la temporada que escasez, los ahorros disminuirán y las deudas empezarán a acumularse. Estos hogares harán ajustes a sus porciones y en la diversidad de alimentos incluidos en la dieta; además, emplearán estrategias de afrontamiento para cubrir sus necesidades dietéticas. A partir de junio, en el pico de la temporada de escasez, más hogares rurales pobres y áreas más afectadas por impactos previos caerán en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre.

  • Desde el año pasado, se ha experimentado el incremento de precios de alimentos básicos tales como el maíz, frijol y aceite. Con el aumento de los combustibles a mediados del 2021 que impactó el transporte de carga, se manifestaron aumentos considerables a productos alimenticios y no alimenticios, incrementos que han continuado a pesar de las cosechas nacionales de granos básicos. Se prevé que, por los impactos globales derivados de la guerra en Ucrania, el precio del maíz, del trigo, y de los aceites continúen aumentando. Se podrían estabilizar, pero a niveles más altos que el promedio de los últimos cinco años.

  • Mostrando la misma tendencia, los fertilizantes han marcado un aumento pico a nivel nacional y mundial desde febrero 2022. Dado el alto precio de estos insumos agrícolas, los agricultores están ajustando sus planes para la temporada. Los agricultores de subsistencia en particular se enfrentan a la decisión de recortar el uso de fertilizante, de comprar fertilizante de baja calidad, de disminuir el área de siembra, y/o de realizar la siembra; lo cual repercutirá en la producción y la disponibilidad de granos básicos de su propia cosecha.