Aller au contenu principal

Declaración de Emergencia: Sitrep No 1 - Frontera Sur Honduras, 15 de abril 2022

Pays
Honduras
+ 9
Sources
Acción contra el Hambre
Date de publication
Origine
Voir l'original

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Miles de migrantes de al menos nueve nacionalidades se encuentran bloqueados en los municipios de Trojes y Danlí, en el departamento fronterizo oriental de El Paraíso, debido al lento proceso de recepción de pago de 220 dólares de multa que deben realizar por el ingreso irregular a territorio hondureño. La situación que viven es caótica. Tras semanas de viaje en su ruta migratoria por alcanzar la frontera entre México y Estados Unidos, cubanos, venezolanos, ecuatorianos, haitianos, angolanos, senegaleses, nicaragüenses, brasileños y bangladesíes están atascados a la espera de lograr pagar el permiso de paso o conseguir el dinero para hacerlo.

Entre el 1 enero y el 4 de abril de 2022, unas 16,214 personas habían ingresado al país por diferentes puntos, 13,684 lo hicieron por el municipio de Trojes, en la frontera sur del país, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM) de Honduras.

Organizaciones de sociedad civil estiman que a diario ingresan entre 300 y 400 personas. Según el último reporte de OCHA 2,300 migrantes habían ingresado por la frontera sur de Honduras en la segunda semana de abril. El INM reporta el ingreso a Honduras, en lo que va de abril, de 3,097 personas.

La Coordinadora Residente de Naciones Unidas realizó una visita el 24 de marzo para constatar la situación en ambos municipios, donde las autoridades locales han emitido declaraciones de emergencia ante la masiva llegada de migrantes.

A finales de marzo, organizaciones de sociedad civil solicitaron al Estado hondureño la declaratoria de una emergencia ante la actual situación migratoria en la zona fronteriza con Nicaragua, a fin de garantizarles una respuesta inmediata debido a que se encuentran en extrema vulnerabilidad.

Los migrantes en tránsito (entre los que 55% son hombres, 30% mujeres y 15% niños de diferentes edades) requieren alimentación, hospedaje, atención médica, transporte, pero hasta ahora no han recibido respuesta de parte del Estado hondureño, únicamente algunas iglesias, con apoyo de organizaciones internacionales, les están brindando ayuda, pero en algunos casos sus capacidades ya han colapsado.

Las condiciones de riesgo, amenaza y vulnerabilidad son altas y falta capacidad de respuesta para atender la llegada de migrantes tanto en el municipio de Trojes como en el municipio de Danlí (6,3 de un promedio de 6,8 para Trojes y 5 de 10 para Danlí, según el índice de riesgos INFORM).

No existe suficiente infraestructura para albergar a las personas que están ingresando diariamente a las comunidades y municipios del departamento de El Paraíso. En Trojes solo hay un albergue con capacidad para atender a 140 personas y en Danlí existen tres albergues activos (Colonia Las Colinas, Nueva Esperanza y Santa María) con capacidad para brindar atención en total a 170 personas.