Skip to main content

Análisis de Contexto Sobre Necesidades Humanitarias Bajo Escenario de Inseguridad Alimentaria Honduras, América Central, Junio 2021

Countries
Honduras
Sources
ACT Alliance
+ 1 more
Publication date
Origin
View original

Honduras es un país vulnerable a distintas amenazas naturales. Las tormentas se han hecho cada vez más frecuentes solo en la temporada de huracanes del Atlántico de 2020 fue la más activa de la historia y la quinta consecutiva en superar el promedio de actividad. Se registraron 30 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 13 se convirtieron en huracanes, de estos 2 afectaron directamente Honduras (Eta e Iota en aproximadamente 10 días ambos meteoros azotaron el país, generando impactos adversos y evidenciando las condiciones de vulnerabilidad. En los últimos años se ha registrado un aumento significativo de afectación por fenómenos naturales, sociales, políticos, económicos que han puesto en evidencia las necesidades humanitarias de la población. Al respecto la Oficina de Coordinación Asuntos humanitarios (OCHA) de Naciones Unidas en abril 2020 estimaba que poco más de 2.7 millones de personas afectadas y de éstas al menos 1.3 millones de personas con necesidades humanitarias inmediatas, las principales afectaciones estaban asociadas con una pobreza endémica, unos desastres y choques climáticos recurrentes, y una violencia crónica endémica de difícil control.

La Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional (UTSAN) estimó que de diciembre 2020 a marzo de 2021, por lo menos 2.9 millones de personas (31% de la población analizada) se encuentran en crisis alimentaria o peor, Fase 3 o superiora según la Clasificación Integrada en Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF) y por tanto requieren acciones urgentes, esto asociado tanto efectos actuales por las tormentas y la pandemia como a la sequía prolongada en corredor seco y problemas estructurales como la pobreza y la desigualdad, entre otros. Ante ese escenario tan complejo de necesidades humanitarias se desarrolla un esfuerzo conjunto entre CARE, ASONOG, ADEPES, CASM, OCDIH para realizar en el periodo de mayo-junio del año en curso un proceso de análisis que contribuya a tener una actualización sobre las necesidades humanitarias en relación a inseguridad alimentaria en poblaciones en municipios y departamentos de influencia, así como la identificación de soluciones desde la perspectiva local frente a la problemática multidimensional que está propiciando un deterioro en la calidad de vida las poblaciones más vulnerables y de privación de derechos básicos.