Aller au contenu principal

Ministra Undurraga y proyecto Pampa Concordia: “es un ejemplo de cómo producir alimentos en el desierto”

Pays
Chili
Sources
Govt. Chile
Date de publication
Origine
Voir l'original

La ministra de Agricultura destacó el cooperativismo moderno, la innovación y las alianzas público-privadas que propician el desarrollo de este tipo de iniciativas que aportan a la seguridad alimentaria de la región de Arica y Parinacota.

La ministra de Agricultura María Emilia Undurraga fue testigo de cómo, tras casi una década, el proyecto Pampa Concordia logró el anhelo de levantar agricultura en pleno desierto, obra de 27 agricultores -15 de ellos usuarios de Indap- que a través de la conformación de la Cooperativa Pampa Concordia han experimentado exitosamente con cultivos de hortalizas y frutales desde el año 2019.

La ministra, acompañada del delegado presidencial regional, Roberto Erpel, del director nacional del INIA, Pedro Bustos, del delegado provincial de Parinacota, Mario Salgado, del seremi de Agricultura Jorge Heiden y otros actores regionales, enfatizó en el desafío hídrico que representa la iniciativa, la que ha sido posible mayoritariamente gracias al riego tecnificado.

“Hoy estamos en una situación de sequía en gran parte del país, pero las regiones del norte de Chile han convivido con la sequía de forma ancestral, por eso, tenemos mucho que aprender acá y justamente el proyecto de Pampa Concordia, que fue inaugurado en el primer gobierno del presidente Piñera, es un ejemplo de cómo producir alimentos en el desierto”, sostuvo la titular de Agricultura.

Por lo mismo para la secretaria de Estado es relevante continuar el trabajo para enfrentar con eficacia el cambio climático sumado al desafío geográfico que ya representa la zona, y de este modo, con esfuerzos colaborativos, propiciar la seguridad alimentaria en la región.

“Requerimos tener seguridad hídrica, fuentes de agua, también investigación, la energía, la fuerza y el conocimiento de los agricultores que le dan vida a estos proyectos”, aseguró la ministra Undurraga.

Por eso el rol de algunos servicios del Minagri, como lo es el caso del Instituto de Investigaciones Agropecuarias -INIA-, ha sido fundamental para levantar Pampa Concordia.

“Este proyecto tiene muchas particularidades. Se licitaron sitios de Bienes Nacionales a agricultores de todo tipo que han innovado con todo tipo de tecnologías. Podemos ver cultivo hidropónico, sin suelo, habilitación de suelos del desierto, riego tecnificado, un aumento de variedades de cultivos que no se veían, producción de semillas de maíz donde, en contra estación, se trata de producir híbridos de mejor calidad, etc.”, dice el director nacional del INIA, Pedro Bustos, sobre un proyecto que a su juicio “hoy ha convertido el desierto en un vergel”.

Obras de entubamiento del Canal Azapa

Durante la jornada la ministra de Agricultura también visitó las obras del entubamiento del Canal Azapa, impulsado por el MOP, que busca recuperar 120 litros de agua por segundo, los que hasta ahora se perdían debido al mal estado del antiguo acueducto.

La obra permitirá reforzar y garantizar el riego del Valle de Azapa, fundamental para la actividad agrícola de la zona y para la seguridad alimentaria de todo el país.

“El agua es un elemento escaso cuyo uso hay que equilibrar, para el consumo humano, para la producción de alimentos y otras actividades incluyendo el cuidado del medio ambiente. El tener este tipo de obras nos permite tener un uso sustentable y eficiente es fundamental no solo para enfrentar situaciones de escasez sino también para proyectar esta actividad en el largo plazo”, enfatizó la ministra Undurraga.

Legado Minagri

La titular de Agricultura aprovechó la oportunidad para establecer diálogos con los principales actores del agro en la zona respecto al legado de la actual gestión, reflexionando también sobre las estrategias y desafíos que el mundo rural, el sector agrícola y forestal enfrentan a mediano y largo plazo.

“Son muchos los desafíos que tenemos e ir trabajando con todos los actores de forma colaborativa es, sin duda, la mejor forma de avanzar y de poder ir caminando en esta senda que no sólo nos invita a reconocer la importancia de este sector para la identidad sino también lo proyecta como una actividad de futuro”, remató la ministra María Emilia Undurraga.