Skip to main content

La OPS presenta una nueva plataforma de colaboración para producir vacunas contra la COVID-19 en América Latina y el Caribe

Countries
World
Sources
PAHO
Publication date
Origin
View original

La Directora de la OPS ha manifestado que la limitada producción mundial de vacunas y su distribución inequitativa han obstaculizado la respuesta regional contra la pandemia.

Washington, D.C., 3 de septiembre del 2021 (OPS). La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha puesto en marcha una nueva plataforma con el propósito de aliviar la grave escasez de vacunas contra la COVID-19 en América Latina y el Caribe mediante su producción en la Región.

En una reunión virtual reciente, la doctora Carissa F. Etienne, Directora de la OPS, anunció la puesta en marcha de una plataforma regional para impulsar la producción de vacunas contra la COVID 19 y otras tecnologías sanitarias en la Región. La describió como una iniciativa que “permitirá coordinar a todos los sectores (salud, ciencia y tecnología e industria) para fortalecer su capacidad de producir nuevas tecnologías”.

Al explicar por qué esta plataforma es necesaria, la doctora Etienne dijo que “la limitada producción (mundial) y la distribución desigual de las vacunas ante esta enorme demanda obstaculizan nuestra respuesta a la COVID. La vacunación masiva es fundamental para frenar esta pandemia e impedir la propagación de nuevas variantes”.

Hasta el momento, solo aproximadamente 23% de las personas en la Región están completamente vacunadas, y en muchos países la cobertura es mucho menor.

La plataforma respaldará la colaboración entre todos los países y los organismos de cooperación, y aplicará las capacidades biotecnológicas existentes a la producción de vacunas contra la COVID-19, así como a otras tecnologías médicas. El principio es que la producción debe beneficiar a toda la Región, con una producción farmacéutica y una distribución regionales de las vacunas a todos los países mediante el Fondo Rotatorio de la OPS.

En esta reunión virtual reciente, la doctora Etienne animó a los productores del sector público y el privado a presentar solicitudes para la producción de reactivos o materias primas para la producción de una vacuna de ARNm, la tecnología empleada en las vacunas sumamente efectivas contra la COVID-19.

Otros participantes en la reunión, como líderes de instituciones financieras internacionales, gobiernos y organismos de salud pública, plantearon diversos aspectos de la producción regional de tecnologías médicas.

El Ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas Peraza, hizo hincapié en la urgencia: “Esta pandemia puede ocurrir de nuevo en el futuro. Puede repetirse. Necesitamos crear ahora las plataformas necesarias que nos permitirán salir adelante de manera más rápida y eficaz”.

Anabel González, Directora General Adjunta de la Organización Mundial del Comercio (OMC) destacó la contribución que la producción regional de vacunas podría hacer: “Sin medidas urgentes para impulsar el suministro de vacunas contra la COVID-19, el mundo no podrá controlar la pandemia”. Añadió que “la diversificación de la producción regional” podría desempeñar un papel importante en el incremento del suministro.

Richard Hatchett, director de la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de las Preparación ante Epidemias (CEPI), hizo hincapié en las tres áreas necesarias para ampliar la fabricación regional de vacunas: inversión garantizada de capital, transferencia de tecnologías y refuerzo de la capacidad regulatoria.

William Savedoff, principal especialista en salud de la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó la importancia de la cooperación regional, que incluye definir metas claras, “una distribución equitativa de las obligaciones y los beneficios”, incentivos que desalienten estrategias de “lograrlo solo” y un fuerte liderazgo de los países. “El BID está completamente comprometido con estos esfuerzos regionales”, manifestó.

Para finalizar la sesión, la doctora Etienne se centró en la necesidad de “crear la infraestructura y la capacidad técnica para romper el ciclo de dependencia en un mercado mundial de vacunas sumamente concentrado”, así como la necesidad de “iniciativas concretas” para traer la tecnología de ARNm a América Latina y el Caribe.

“Sin embargo, ante todo, hemos observado la necesidad de que haya coordinación, colaboración, inversión y solidaridad. Creemos que estos serán los elementos esenciales para el desarrollo y la producción de nuevas tecnologías médicas en América Latina y el Caribe”.

La invitación y la puesta en marcha de esta plataforma tienen lugar tras una convocatoria anterior a los productores públicos y privados interesados en la transferencia de tecnología de ARNm en América Latina y el Caribe, facilitada por la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En respuesta a esta convocatoria, se presentaron 30 propuestas. La OPS se encuentra en el proceso de examinarlas y está previsto que se tomen decisiones en septiembre.

Entre los participantes en la reunión también se encontraron Andrés Couve, Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, de Chile; María Apólito, Subsecretaria de economía del conocimiento, de Argentina; Nísia Trindade Lima, Presidenta de la Fundación Oswaldo Cruz, de Brasil; Soumya Swaminathan, científica principal de la OMS, y Alberto Arenas, jefe de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Contactos
Daniel Epstein
Nancy Nusser
Sebastián Oliel
Ashley Baldwin
Nadia Peimbert-Rappaport
mediateam@paho.org