Saltar al contenido principal

Clúster de Educación en Emergencias (EeE) - Honduras, febrero 2021

Países
Honduras
Fuentes
Education Cluster
+ 2
Fecha de publicación
Origen
Ver original

I. Antecedentes

Durante las dos primeras semanas de noviembre de 2020, Honduras fue azotada por dos grandes huracanes, Eta e Iota, que provocaron desprendimientos e inundaciones que dejaron 4.5 millones de damnificados, más de 95,000 personas en albergues y daños catastróficos en la infraestructura y los sectores productivos. Como consecuencia de los daños catastróficos y el impacto devastador en las comunidades, el Gobierno de Honduras (GdH) declaró una emergencia humanitaria y solicitó específicamente el apoyo de la comunidad humanitaria internacional para atender las necesidades de las personas más afectadas. También pidió la cooperación internacional para apoyar las operaciones de socorro en curso, con especial referencia a las personas desplazadas, incluidas las que aún se encuentran en refugios temporales.

La convergencia de la crisis humanitaria provocada por el COVID-19, las vulnerabilidades preexistentes y el impacto de ETA e IOTA han incrementado los retos en el sector educativo, los riesgos de protección, agravamiento de la seguridad alimentaria y la amenaza de enfermedades transmitidas por vectores.

Desde el inicio de esta crisis, el Sistema de Naciones Unidas en Honduras ha estado trabajando estrechamente con las autoridades gubernamentales y ha puesto en marcha mecanismos de coordinación para responder a la emergencia (por ejemplo, grupos de trabajo sectoriales y un equipo humanitario de país). Aunque la respuesta está en marcha, el nivel actual de asistencia sigue siendo insuficiente para satisfacer las necesidades. Es necesario mejorar la coordinación humanitaria para garantizar que se identifican las necesidades y que se proporciona una respuesta estratégica en consecuencia.

Basándose en el análisis de la respuesta de emergencia en curso y en la capacidad de coordinación existente sobre el terreno, y en consulta con el GdH, el equipo humanitario del país decidió activar los clústeres de Refugio, Gestión de Crisis, Agua y Saneamiento, Salud, Protección, Educación y Seguridad Alimentaria para responder mejor a las necesidades sectoriales específicas. En respuesta, se activó el clúster de educación en coordinación con UNICEF y Save the Children con la Secretaría de Educación (SEDUC) como contraparte del gobierno.

Cerca de 800,000 estudiantes (55% de la población total escolar) no han tenido acceso al sistema educativo nacional, debido a la falta de conexión a internet, equipos electrónicos y otros retos. durante la pandemia y situación agravada por los eventos de ETA e IOTA.