Skip to main content

Guatemala: Plan de Respuesta Humanitaria (Agosto 2021 - Diciembre 2022)

Countries
Guatemala
Sources
OCHA
Publication date

Introducción

La República de Guatemala es un país pluricultural, multiétnico y multilingüe. Considerando su exposición a diferentes fenómenos naturales y climatológicos también es un país multiriesgo. De acuerdo con el World Risk Report 2020, Guatemala es el décimo país con mayor nivel de exposición al riesgo a desastres en el mundo. A nivel global ocupa el puesto 28 de vulnerabilidad de acuerdo al ranking 2021 del índice de riesgos de INFORM y, considerando los últimos 20 años, ocupa el puesto 16 del Índice de Riesgo Climático Global 2021.

Adicionalmente a las brechas históricas en materia social que derivan en elevados niveles de privación de servicios básicos, vulnerabilidad y pobreza multidimensional, cada año, cientos de miles de personas sufren el impacto de desastres y crisis humanitarias. El año 2020 presenció una temporada de huracanes en el Atlántico que rompió récords y los efectos sobre Guatemala fueron devastadores, generando lluvias extremas, vientos catastróficos y deslizamientos mortales. Por otra parte, la actividad volcánica también estuvo presente, destruyendo infraestructura y medios productivos, desplazando comunidades y provocando pérdida de vidas. La situación de inseguridad alimentaria y nutricional es una perenne y cruda realidad en Guatemala que no pasa desapercibida al recorrer el interior del país, especialmente en las zonas rurales. La movilidad humana y el desplazamiento forzado también se han acrecentado por múltiples y complejos factores.

La rápida propagación de la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2, COVID-19, generó una crisis mundial de manera simultánea sin precedentes, debido a las medidas de contención implementadas por casi todos los países. Así, el Índice de Desarrollo Humano declinó por primera vez en 2021, erosionando 6 años de progreso. En el caso de Guatemala, si bien la reapertura iniciada en el segundo semestre de 2020, junto con las medidas de prevención y monitoreo constante instituidas por el Gobierno han ayudado a controlar la situación en cierta medida, la realidad que observamos a mediados de 2021 es que debemos seguir vigilantes dado que nos encontramos en el momento de mayor propagación del virus desde que inició la pandemia. Ante esta situación, el mayor embate socioeconómico lo están sufriendo los grupos más vulnerables: pueblos indígenas, mujeres, niñez y adolescencia, adultos mayores, población con discapacidad y población en movilidad humana.
El contexto descrito en párrafos precedentes es ciertamente un gran desafío para los diferentes socios y actores del desarrollo en Guatemala. Las necesidades humanitarias y privaciones se multiplican en un escenario constante de crisis.

Desde el Sistema de las Naciones Unidas, y bajo la premisa de no dejar a nadie atrás y un enfoque basado en los derechos humanos como estandartes de nuestros principios rectores y encaminados a fortalecer cada vez más los nexos de nuestras intervenciones humanitarias y del desarrollo, hemos venido trabajando desde hace varios años con nuestros socios humanitarios de distintos sectores y el Gobierno de Guatemala consolidando el trabajo conjunto y la coordinación multisectorial a través de la conformación del Equipo Humanitario de País (EHP) para ayudar en la respuesta a las grandes emergencias, desastres y crisis que afectan a la población guatemalteca.

La situación actual demanda una acción sin precedentes para ayudar a 4,8 millones de personas afectadas y 3,8 millones con necesidades humanitarias urgentes. Es por eso que ahora lanzamos el presente Plan de Respuesta Humanitaria. La ayuda que desde la comunidad internacional logremos brindar en asistencia humanitaria salvará vidas y reducirá el sufrimiento de casi un cuarto de la población guatemalteca. Este es un escenario complejo, crítico y apremiante que debe ser atendido con el esfuerzo de todos los sectores y actores: gobierno, sector privado, sociedad civil, donantes y organizaciones nacionales e internacionales que responden y se adhieren al principio universal de humanidad.

Guatemala nos necesita y cuenta con nosotros.

Rebeca Arias Flores
Coordinadora Residente Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.