Skip to main content

Actualización Epidemiológica: Incremento de la variante delta y su impacto potencial en la región de las Américas - 8 de agosto de 2021

Countries
Argentina
+ 35 more
Sources
PAHO
+ 1 more
Publication date
Origin
View original

Introducción

Desde la identificación inicial del SARS-CoV-2, hasta el 5 de agosto de 2021, se han compartido más de 2,6 millones de secuencias genómicas completas en todo el mundo, lo que brinda visibilidad y acceso público a esta información. La capacidad de monitorear la evolución viral, casi en tiempo real, tiene un impacto directo en la respuesta de salud pública a la pandemia de COVID-19, ya que permite identificar cambios en los patrones epidemiológicos, cambios en la virulencia o incluso una disminución en la eficacia preventiva de las vacunas, entre otros aportes.

A nivel mundial, existen varios países con un aumento de casos y hospitalizaciones, con el surgimiento de la variante de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés) Delta (Figura 1), incluyendo Estados Miembros de las Américas con alta cobertura de vacunación. El mantenimiento constante de VOC Gamma como variante predominante en varios países y territorios de las Américas, y el surgimiento de la identificación de VOC Delta en estos mismos países y territorios, además de otras variantes de interés (VOI, por sus siglas en inglés) (Figura 2), como Lambda, por ejemplo, nos trae la necesidad de señalar a los Estados Miembros de la Región la importancia de un proceso preparatorio para la ampliación de la capacidad de atención ante un potencial aumento de casos, hospitalizaciones y defunciones.

En julio de 2020, fue notificado por primera vez la variante B.1.617.2 que posteriormente fue designada como VOC Delta, con un daño importante para la salud, sin embargo, más de 13 meses después, fue notificado por 135 países a nivel mundial y 24 países y territorios en la Región de las Américas. Cabe señalar que, a partir de abril de 2021, se observa un aumento exponencial en las muestras de VOC Delta a nivel mundial. En julio de 2021, se observó un predominio global de VOC Delta en casi el 90% de las muestras a nivel mundial (Figura 3). Dicho predominio se mantiene incluso después de incluir el VOI en el análisis (Figura 4).

Es de reconocer que esta información con respecto a las variantes debe evaluarse con cautela debido a la representación posiblemente sesgada de los datos de secuenciación genómica (GSD) del SARS-CoV-2, con una mayor contribución de los países de ingresos altos.

Este sesgo debe tenerse en cuenta al evaluar los gráficos que se presentan en esta actualización epidemiológica, sobre la presencia o ausencia de una variante particular en una ubicación y su frecuencia relativa. La presencia de una variante no necesariamente significa circulación de esta en la comunidad ya que pueden ser casos esporádicos o asociados a viajeros. Además, no todos los países comparten sus datos a través de la plataforma GISAID, y la capacidad de secuenciación genética puede diferir de un país a otro, lo que puede explicar el silencio en la señalización de VOC o VOI que circula en sus territorios, y por lo tanto influir negativamente en la capacidad de estructurar el sistema en su respuesta a la asistencia sanitaria.