Skip to main content

Reporte situacional sectorial: Seguridad Alimentaria y Nutrición, enero a marzo 2021

Countries
Colombia
+ 1 more
Sources
GIFMM
+ 1 more
Publication date
Origin
View original

SITUACIÓN

El panorama de la seguridad alimentaria de los hogares refugiados y migrantes provenientes de Venezuela continua bajo una situación compleja respecto a la ingesta de alimentos diariamente, la calidad en la dieta y la prevalente falta de fuentes de ingreso, lo cual conduce al incremento paulatino de alternativas de afrontamiento críticas y de emergencia para obtener alimentos que mejoren la calidad de vida en los hogares.

De acuerdo con WFP (2021), en enero se estima que a nivel nacional más de 1,2 millones de personas refugiadas y migrantes se encuentran en inseguridad alimentaria moderada. Lo anterior respecta al 51% y 20% respectivamente de la encuesta realizada. La situación de inseguridad por alimentos severa se observó más en mujeres que en hombres (24% frente a un 17%). Los análisis previos han venido indicando que la ingesta diaria de alimentos en los hogares es una de las condiciones más agravadas, y no se ha podido revertir la afectación desde las medidas tomadas por la contención por COVID-19.

Aún a enero del 2021, se destaca que siete de cada diez hogares perciben privación de una comida o más al día. Así mismo, más de dos hogares de cada diez consumieron solo una comida o ninguna el día anterior a la encuesta. Entre agosto de 2020, cuando se levantaron las medidas de movilidad para permitir la reapertura económicas y enero de 2021, se redujo en un 4% los hogares con consumo de tres comidas y 3% los hogares con dos comidas al día y se incrementó un 5% los hogares con una comida o ninguna. Por otra parte, en cuanto a medios y modos de vida, el 70% de los hogares afirmaron que sus ingresos se han disminuido, situación que no ha cambiado desde abril del 2020.

De acuerdo con el Observatorio del proyecto Migración Venezuela , 75% de los hogares actualmente perciben muy malas condiciones de vida, 57,1 % del total de hogares están en situación de pobreza multidimensional, 92,5% de personas con alguna actividad económica tienen altos niveles de informalidad y han visto reducidas sus horas de trabajo. Finalmente se estimó un 26,7% de tasa de desempleo.