Saltar al contenido principal

Briefing Departamental, La Guajira, diciembre 2020

Países
Colombia
+ 1
Fuentes
UNCT Colombia
+ 1
Fecha de publicación
Origen
Ver original

MENSAJES CLAVES

  • La inseguridad alimentaria sigue afectando a gran parte de la población del departamento. La identificación de casos de desnutrición aguda en niños menores de 5 años se ha dificultado debido a la pandemia por COVID-19. Hasta el 28 de noviembre de 2020 se han identificado 998 casos de desnutrición aguda en niños menores de 5 años6 , 32,8 por ciento menos que los 1.487 casos registrados para la misma fecha en 20197 . Sin embargo, los casos acumulados de muertes asociadas a desnutrición en niños menores de 5 años ya superaron en más de 18 por ciento los registrados en todo 2019. La cantidad hasta el 28 de noviembre asciende a 45, representando el 23,9 por ciento de las muertes de todo el país, y la registrada en todo el año anterior 38. 8 Este alto número de muertes responde en gran parte a la inseguridad alimentaria e hídrica y los obstáculos para el acceso a la atención de la salud. Estadísticas oficiales9 , indican que solo el cuatro (4) por ciento de los indígenas Wayuu que viven en zonas rurales del departamento tienen acceso a agua limpia y los que residen en zonas urbanas reciben un servicio irregular y de agua no apta para el consumo humano.

  • La emergencia sanitaria declarada por la COVID-19, desde marzo del 2020, intensifica una crónica crisis humanitaria en el departamento de La Guajira, por causa de las barreras en el acceso a agua, alimentos y fuentes de medios de vida de la población indígena, la población migrante y refugiada y la población en situación de pobreza multidimensional. Por su parte, las capacidades de los centros de atención en salud son de mediana y baja complejidad y el total de camas en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) aumentó de 69 en el inicio de pandemia a 97 a finales de 2020. El 21 de julio se declaró la alerta roja hospitalaria por el alto nivel de ocupación de las UCI. Sin embargo, desde el 06 de agosto de 2020, el departamento la redujo a alerta naranja hospitalaria debido al aumento en la capacidad de camas de Cuidados Intensivos y la reducción en la ocupación de éstas. Al 30 de noviembre se registraban 11.923 casos, 483 fallecidos y 10.920 recuperados en los 15 municipios del departamento. Por su parte, se registran 1.219 casos en población indígena, en su mayoría pertenecientes a la comunidad Wayuu.

  • Por su condición y posición geográfica, La Guajira es vulnerable a sufrir fenómenos de variabilidad climática y desastres de origen natural, generando un mayor impacto en población rural dispersa, particularmente indígena y población pobre no asegurada, las cuales no cuentan con servicios básicos como agua potable y electricidad, además un gran número de personas habita en viviendas con condiciones precarias. Los fenómenos climáticos generan diferentes afectaciones: una fuerte sequía agrava los problemas de seguridad alimentaria ya existentes y genera un agotamiento del recurso hídrico (pozos y jagüeyes); por otro lado, la temporada de lluvias ocasiona inundaciones, destrucción de viviendas por vendavales e incomunicación con las comunidades residentes en la Alta Guajira. Las afectaciones cíclicas no permiten la recuperación de los medios de vida, presentándose necesidades humanitarias de forma recurrente.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.