Перейти к основному содержанию

RMRP 2021 Plan de respuesta regional para refugiados y migrantes de Venezuela, enero - diciembre 2021

Страны
Колумбия
+ 17
Источники
R4V
Дата публикации
Происхождение
Просмотреть оригинал

PRÓLOGO

En los últimos años, los países de América Latina y el Caribe se han enfrentado a una crisis humanitaria y a un éxodo de mayor envergadura de cuantos se han visto en la historia la región. Hasta la fecha, más de 5,5 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela se encuentran fuera de su país de origen, de las cuales se estima que 4,6 millones residen en la región. La pandemia de COVID-19 ha agravado aún más las extremas condiciones de vida de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela. Además de los graves riesgos para la salud a los que se han visto expuestas las poblaciones en movimiento, incluidas las que se encuentran en situaciones vulnerables, la pandemia ha causado trastornos económicos generalizados y ha agravado los problemas en materia de protección.

Las medidas de confinamiento, prolongadas pero necesarias, y las restricciones a la movilidad han tenido un efecto perjudicial en la capacidad de las personas refugiadas y migrantes para mantener sus medios de vida y su acceso a bienes y servicios básicos, ya que muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela han sufrido una pérdida de ingresos y, al mismo tiempo, no se les ha incluido de manera sistemática en las redes de seguridad de carácter social que se han establecido para las poblaciones locales. Su grave situación ha llevado a algunas personas refugiadas y migrantes a considerar la posibilidad de regresar a Venezuela, a menudo a través de vías irregulares, lo que plantea problemas adicionales de protección y salud. Sin embargo, al mismo tiempo, en el último trimestre de 2020 se han registrado dinámicas preexistentes, como los movimientos pendulares y un número cada vez mayor de reingresos a países limítrofes.

Si bien la pandemia ha puesto de relieve las fragilidades existentes y ha introducido nuevas dificultades en poblaciones ya vulnerables y comunidades sometidas a tensiones, también se han visto ejemplos alentadores de inclusión de las personas refugiadas y migrantes en las respuestas nacionales. También es fundamental a este respecto destacar las contribuciones de las personas refugiadas y migrantes que se han situado en «primera línea» al haberse unido a la lucha contra la COVID-19. Muchos países de la región han hecho esfuerzos encomiables para promover la incorporación de personas refugiadas y migrantes de Venezuela como personal sanitario. Su contribución en otros sectores esenciales también ha sido fundamental, lo que se suma a las evidencias de los estudios realizados por instituciones financieras y económicas sobre el importante valor añadido que aportan las personas refugiadas y migrantes a las comunidades de acogida.

Como complemento de los esfuerzos de los países de acogida, la labor de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial (R4V), integrada actualmente por 158 organizaciones de todo el subcontinente, ha sido vital para dar una respuesta coherente y consistente y visibilidad mundial a las necesidades de las personas de nacionalidad venezolana y sus comunidades de acogida en la región. La respuesta a sus necesidades sigue siendo esencial y complementará los esfuerzos de los Gobiernos, al tiempo que reforzará los vínculos con foros intergubernamentales como el Proceso de Quito y aprovechará el compromiso de la comunidad internacional, el sector privado y la diáspora venezolana.

A lo largo de 2020, los socios de R4V han prestado apoyo a más de 2,2 millones de personas, incluidas personas refugiadas, migrantes y miembros de comunidades de acogida. Este logro se ha conseguido a pesar de que, en el momento de redactar el presente informe, los socios han recibido el 46 % de los fondos necesarios en el marco del Plan de Respuesta Regional para Refugiados y Migrantes (RMRP) de 2020. Los esfuerzos de coordinación y colaboración entre los socios para la consolidación de este RMRP de 2021, el aprovechamiento de la experiencia adquirida y los logros alcanzados son encomiables, entre otros motivos porque la labor de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial sigue incluyendo los diversos conocimientos especializados y el compromiso conjunto de una multitud de organizaciones diferentes que trabajan con un enfoque sectorial.

Felicito a todas las plataformas regional, subregionales y nacionales, asi como por sus sectores y grupos de trabajo, por su importante labor y los esfuerzos realizados por las plataformas regional, subregionales y nacionales, así como por sus sectores y grupos de trabajo, para responder al contexto cambiante y a las crecientes dificultades que plantea la pandemia de COVID-19, y por un RMRP 2021 que articula claramente las necesidades de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela en la región. Necesitan nuestro apoyo colectivo más que nunca, tanto en lo que respecta a la asistencia humanitaria que se necesita con urgencia como en lo referido a los enfoques de desarrollo a más largo plazo encaminados a la aportación de soluciones sostenibles.

Eduardo Stein
Representante Especial Conjunto de ACNUR y la OIM para los Refugiados y Migrantes de Venezuela