Saltar al contenido principal

En Antioquia, 73 familias indígenas recibieron ayuda humanitaria

Países
Colombia
Fuentes
Govt. Colombia
Fecha de publicación
Origen
Ver original

La Unidad para las Víctimas entregó a 73 familias embera, desplazadas y reubicadas, alimentos y elementos de aseo en los municipios de Urrao y Andes.

ANTIOQUIA›ANDES

Con el fin de mitigar sus carencias mínimas y la superación de las mismas, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas entregó ayuda humanitaria en especie a cuatro comunidades indígenas de Chocó desplazadas años atrás que habitan en los municipios de Urrao y Andes (Antioquia).

Con varias toneladas de alimentos y kits de aseo se beneficiaron 73 familias. Son 40 hogares de la etnia embera-chamí divididas en 19 familias de la comunidad de La Cristalina y 21 de La Junta, que permanecen en el municipio de Urrao, que fueron desplazadas hace más de siete años por enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

Entre tanto, en Andes fueron 33 las familias embera-katío favorecidas: 18 familias que se encuentran reubicadas desde el año 2014 en la vereda Quebrada Arriba, mientras que otros 15 grupos viven en el resguardo de Dojuró. Estos grupos sufrieron el desplazamiento forzado hace más de 10 años desde el resguardo del Alto Andágueda (Chocó).

Según Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, “continuamos entregado la ayuda humanitaria a las familias indígenas, garantizando su seguridad alimentaria y mejorando sus condiciones de vida a esta población afectada por el conflicto armado y en situación vulnerable”.

Agregó que de manera articulada entre la Dirección de Asuntos Étnicos de la Unidad para las Víctimas, las alcaldías, la Gobernación de Antioquia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, se atiende estas familias mientras se acuerda con las autoridades indígenas su retorno a los sitios de origen.

Además, como primer agente humanitario del país, la Unidad para las Víctimas entregó durante este año kits del albergue a comunidades campesinas ubicadas en el municipio de Ituango que fueron desplazadas por amenazas y presencia de grupos armados ilegales. También la entidad atiende las condiciones básicas de otras 29 familias, representadas en 101 indígenas de la comunidad jaidukamá que salieron de la vereda San Matías y llegaron al corregimiento La Granja en el municipio de Ituango.

(FIN SMC/COG)