Saltar al contenido principal

Nicaragua: 2020 plan de acción - Huracanes Eta e Iota, Noviembre 2020

Países
Nicaragua
Fuentes
UNICEF
+ 9
Fecha de publicación

Introducción

La temporada de huracanes del Atlántico de 2020 ha sido la más intensa jamás registrada y la única en la que se han producido dos huracanes mayores durante el mes de noviembre. La tormenta Eta, la número 28 de la temporada, se convirtió en el huracán número 12 el 2 de noviembre, después de formarse sobre el Mar Caribe. El 3 de noviembre, Eta entró en las costas nororientales de Nicaragua como un huracán de categoría 4, desplazándose lentamente a través del norte de Nicaragua y hacia el este de Honduras, el noreste de Guatemala y luego el Caribe hasta el 6 de noviembre.

Las fuertes lluvias de Eta causaron inundaciones y deslizamientos de tierra catastróficos en Nicaragua y en los países vecinos de Centroamérica. Durante su paso, Eta que ingresó a Nicaragua con vientos de 230 Kms/h, se degradó a tormenta tropical y luego a depresión tropical, dejando caer más de 100 milímetros de lluvia en sólo 24 horas entre el 3 y el 4 de noviembre, según registros del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER). Lo que provocó fuertes inundaciones en el municipio de Prinzapolka.

Los mayores acumulados de precipitación se dieron en el Triángulo Minero de la Costa del Caribe Norte, formado por los municipios de Bonanza, Rosita y Siuna, que recibió en sólo cinco días más del 65% del promedio histórico de lluvias del mes de noviembre.

El 17 de noviembre, apenas dos semanas después del impacto de Eta, el huracán Iota de categoría 5 tocó tierra sobre el nor-este de Nicaragua con vientos de 260 km/h, alcanzando una intensidad suficiente para calificarse como el huracán más fuerte del Atlántico en 2020. Según el INETER, Iota es el huracán más fuerte que ha tocado tierra en Nicaragua desde que se empezó a registrar la actividad de los ciclones tropicales. Se estima que Iota afectó alrededor del 60% del territorio nicaragüense, impactando inicialmente en el municipio de Puerto Cabezas, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), los municipios del Triángulo Minero, el borde norte fronterizo con Honduras, antes de afectar a la zona del Pacífico sur. Las lluvias torrenciales y los fuertes vientos afectaron a muchas de las mismas zonas que habían sufrido el impacto devastador de Eta.

Eta e Iota tocaron tierra a sólo 11 km de distancia una de la otra cerca de la comunidad de Haulover, a unos 45 km al sur de Bilwi, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), y ambas siguieron prácticamente la misma trayectoria a medida que se desplazaban por el país. Las fuertes lluvias provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra, y las mayores precipitaciones acumuladas se produjeron en Prinzapolka, Waspán y Puerto Cabezas en la RACCN, con estimaciones de más de 1.000 milímetros, y en el Triángulo Minero. En los municipios de Bonanza,
Siuna y Rosita, según registros de INETER, Eta e Iota aportaron el 37% de la precipitación media de la temporada de lluvias (mayo-noviembre) en sólo 18 días.

International Organization for Migration: Copyright © IOM. All rights reserved. UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.