Перейти к основному содержанию

Honduras: Tormentas Tropicales Eta e Iota - Informe de Situación No. 08 (al 03 de febrero 2021)

Страны
Гондурас
Источники
UNCT Honduras
+ 1
Дата публикации

Este informe es elaborado por la Oficina de la Coordinadora Residente y la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en colaboración con las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas, y Organizaciones miembros del Equipo Humanitario de País (EHP). El enfoque es el trabajo del Sistema de Naciones Unidas en la emergencia. No resume el trabajo de otras organizaciones ni del gobierno. Cubre el periodo del 13 de enero de 2020 al 03 de febrero de 2021.

DESTACADOS

Entre el 01 y el 16 de noviembre, Honduras fue afectada por dos fenómenos naturales, el primero la depresión tropical Eta y luego el huracán Iota, que ingresó como Tormenta Tropical. Ambos generaron fuertes impactos en diversas áreas del país.

• El EHP formalizó la activación de los sectores lo que permitirá una respuesta y coordinación de acorde a la magnitud y necesidades de la emergencia.

• Durante el mes de enero el país enfrentó una nueva oleada de casos por la COVID-19 que saturó la ocupación hospitalaria en un promedio de 71 por ciento, para cinco hospitales de especialidades en Tegucigalpa y San Pedro Sula, mientras que fue reportado el 94 por ciento para cuidados intensivos en cuatro de éstos. El municipio de El Progreso, Yoro, reportó un 77 por ciento de ocupación hospitalaria; el departamento de La Paz, reportó un 76 por ciento y Santa Bárbara el 100 por ciento de ocupación.

• A la fecha, el Flash Appeal, fue financiado en un 30 por ciento (27,000,000 de 90,000,000) principalmente en los sectores de Seguridad Alimentaria, y Agua y Saneamiento.

• Más de 88.000 kilogramos de alimentos fueron transportados por el helicóptero de UNHAS en 6 comunidades. Servicio gestionado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

RESUMEN DE LA SITUACIÓN

A tres meses del impacto de las tormentas Eta e Iota, se encuentran a orilla de la carretera en La Lima, El Progreso y en los alrededores de Chamelecón un gran número de familias forzadas a vivir en condiciones precarias en pequeñas carpas ya que sus viviendas han sido totalmente destruidas o las condiciones en sus colonias aún son inhabitables, lo que vuelve evidente las necesidades humanitarias por las que estas familias están atravesando. El Equipo Humanitario de País está analizando las opciones para que de manera conjunta con las autoridades se le pueda brindar una respuesta multisectorial a estas familias en necesidades humanitarias viviendo en las periferias. En los albergues según la matriz del seguimiento nacional de albergues impulsada por COPECO a finales de enero se censaron unas 7.000 personas en los mismos, de las cuales unas 3.300 son mujeres, más de 600 personas mayores de 60 años, alrededor de 577 personas LGBTI, 260 mujeres lactando, unas 110 embarazadas de las cuales 33 adolescentes, 560 personas con enfermedades crónicas, 127 con limitaciones físicas, de lo censado un 85 por ciento de los albergados se encuentran en los departamentos de Cortés y Yoro.

En el Valle de Sula algunos municipios han reportado algunas problemáticas que han estado enfrentando como ser: En La Lima, Cortés, el proceso de limpieza requiere agilizarse, se han restablecido servicios de agua, pero los pozos aún siguen contaminados y las bombas dañadas, así como la necesidad del mejoramiento de algunos albergues. En Potrerillos, Cortés, los impactos agrícolas son importantes y se requiere reactivar el sector y los agricultores no han podido sacar su producción, la reactivación económica es muy importante ya que los habitantes ante condiciones tan difíciles están intentando emigrar. En Choloma, Cortés, hay 7 comunidades, unas 6.500 personas sin agua potable y sin servicios de saneamientos. En Villanueva, Cortés, familias que habían vuelto a sus viviendas, han tenido que retornar a los albergues ya que han perdido sus empleos, abriéndose cuatro nuevos albergues. En Santa Cruz de Yojoa hay unas 2.000 personas afectadas y unas 400 viviendas dañadas, la vía hacia la represa de la comunidad está bastante dañada.

Durante el mes de enero fue registrado un aumento de homicidios relacionados con acciones de maras y pandillas en Olancho, Cortés y el Distrito Central particularmente y tienen como factor común el uso excesivo de la fuerza y utilización de métodos como el “encostalamiento”. Dentro de los casos registrados fue identificado un número elevado de homicidios en contra de mujeres, jóvenes y transportistas. Adicionalmente, se registró el homicidio de un defensor de tierras de La Paz y al menos 7 casos en los que el cuerpo de las víctimas del homicidio aparece con un mensaje “por extorsionador”. Estos hechos se registraron entre el 3 y el 10 de enero, en Tegucigalpa, Tela y San Pedro Sula (Chamelecón y la Rivera Hernández, zonas fuertemente afectadas por Eta e Iota).

Al 25 de noviembre, COPECO reportó 437.212 personas evacuadas, 96.649 personas albergadas, 10 desaparecidos, 24 heridos y 95 fallecidos. La mayoría de las afectaciones se concretaron en 5 departamentos: Cortés, Gracias a Dios, Yoro, Santa Bárbara y Atlántida. En diciembre, el Estado de Honduras creó el bono de protección social llamado “Emergencia a damnificados” con resolución PCM-136-2020. Este bono tiene el propósito de brindar un apoyo económico a hogares afectados e incentivar la actividad económica de los territorios. Para ello, está previsto llegar hasta 60.000 hogares afectados en las zonas más afectadas con una transferencia monetaria de USD 200.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.