Skip to main content

Honduras: Tormentas Tropicales Eta e Iota - Informe de Situación No. 07 (al 13 de enero 2021)

Countries
Honduras
Sources
UNCT Honduras
+ 1 more
Publication date

Este informe es elaborado por la Oficina de la Coordinadora Residente y la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en colaboración con las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas, y Organizaciones miembros del Equipo Humanitario de País (EHP). El enfoque es el trabajo del Sistema de Naciones Unidas en la emergencia. No resume el trabajo de otras organizaciones ni del gobierno. Cubre el periodo del 20 de diciembre de 2020 al 13 de enero de 2021.

DESTACADOS

Entre el 01 y el 16 de noviembre, Honduras se vio afectada por dos fenómenos naturales, el primero la depresión tropical Eta y luego el huracán Iota, que impactó como Tormenta Tropical. Ambos generaron fuertes impactos en diversas áreas del país.

  • Los municipios que participan de manera regular en las reuniones de trabajo de la Mesa Intersectorial en San Pedro Sula, manifestaron que las principales necesidades se mantienen en albergues: Agua, Saneamiento e higiene, Seguridad alimentaria que incluye recuperación de medios de vida, limpieza y remoción de escombros, así como reparación de viviendas; Salud, incluida salud mental, y Protección.

  • COPECO, con el apoyo de las organizaciones que forman parte de la Red Humanitaria y los municipios iniciaron un proceso de actualización de información sobre los albergues activos en las zonas afectadas y las condiciones en las cuales se están prestando el apoyo a las personas que ocupan estos espacios. Actualmente, se ha levantado información en 151 albergues a nivel nacional, que representa alrededor del 20 por ciento del total de albergues identificados en la primera ronda de recolección de información.

  • Socios del Equipo Humanitario de País (EHP) y municipios, informan que dos meses después del paso de ETA e IOTA varios territorios siguen aislados y no se ha podido acceder a ellos para hacer la evaluación de necesidades ni entrega de asistencia humanitaria.

  • Al 13 de enero, se registraron 3.294 personas fallecidas y 129.000 casos positivos confirmados de COVID19 a nivel nacional. Los departamentos más afectados son Francisco Morazán y Cortés, con más de 36.000 casos confirmados en cada uno.

  • Según información que trasciende en redes sociales, se estaría conformando una próxima caravana el día 15 de enero para lo cual el Grupo de Protección se ha activado con un mecanismo de monitoreo de la situación.

RESUMEN DE LA SITUACIÓN

A dos meses y medio del impacto de las tormentas Eta e Iota, aún hay municipios con un gran número de personas albergadas en la zona del Valle de Sula. Un considerable incremento de enfermedades infecciosas fue reportado, al igual que un alto número de contagios por COVID-19, lo que mantiene saturados los principales centros asistenciales del país. Adicionalmente se reportaron algunos suicidios entre la población afectada por los desastres naturales. De acuerdo con Cruz Roja Hondureña, ADRA y WVI, organizaciones socias del EHP que brindan respuesta en el Valle de Sula, las áreas más afectadas se ubican en el área entre los ríos Ulúa y Chamelecón y el canal de alivio “Maya”, específicamente en las zonas circundantes a los “bordos” en donde al menos 3.000 casas fueron destruidas y unas 6.000 más fueron afectadas. Por otra parte, las comunidades alrededor de los campos bananeros reportaron hasta un 80 por ciento de desempleo debido a la destrucción de los cultivos de banano y otros, y reportaron que los agricultores evitan sembrar ya que los “bordos” dañados representan un riesgo a la inversión agrícola.

En comunidades de la zona baja de ciudad de El Progreso, se reportaron alrededor de 10.000 familias con necesidades humanitarias de vivienda, quienes además, permanecen sin acceso a agua ya que los pozos perforados necesitan limpieza y desinfección. De igual forma, se reportó que el acceso a algunas comunidades de esta área no ha sido posible. En Villanueva alrededor de 40.000 personas tienen dificultades de acceso a los servicios de agua y saneamiento. En San Manuel, las aguas negras inundaron los pozos ocasionando un brote de hepatitis, de acuerdo con los reportes. En los bajos de Choloma unas 3.300 familias fueron identificadas con necesidades humanitarias, principalmente en ASH. En la comunidad de El Higuero, Choloma, en donde residían unas 355 familias, el 70 por ciento de las viviendas fueron dañadas y se reportó la falta de albergues y sanitarios móviles. Los frentes fríos continúan impactando las zonas previamente dañadas: durante el fin de semana entre el 8 y el 10 de enero centenas de personas fueron nuevamente afectadas en Omoa, Cortés.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.