Skip to main content

Plan de Respuesta Humanitaria COVID-19 en El Salvador - Versión actualizada a septiembre 2020

Countries
El Salvador
Sources
UNCT El Salvador
+ 1 more
Publication date

1.Antecedentes

El 30 de enero de 2020, la OMS declaró que el brote de COVID-19 originado en Wuhan (provincia de Hubei, China) constituía un evento de salud pública de importancia Internacional, sin embargo, es a partir del 11 de marzo que la OMS la declara al COVID-19 como pandemia y por tanto una emergencia de salud pública de preocupación internacional. A partir de esta disposición y de los contagios masivos que se producen en Norteamérica, el 13 de marzo, el Gobierno de El Salvador a través de la Dirección General de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (DGPC), emitió alerta roja en todo el territorio nacional y seguidamente el 14 de marzo declaró Estado de emergencia nacional por la pandemia COVID-19.

Ante esta situación, el Equipo Humanitario de País (EHP), liderado por la Coordinadora Residente (RC) de las Naciones Unidas en El Salvador, se activó inmediatamente para responder a las necesidades humanitarias que se generarían a causa de la propagación del virus, así como de sus efectos colaterales. Una de las principales acciones ejecutadas fue la elaboración de un inventario general de recursos disponibles (financieros, humanos y materiales) de todas las organizaciones miembros del EHP para atender de manera rápida y coordinada a los grupos de personas con necesidades humanitarias inmediatas y se pusieron a disposición de las autoridades del Gobierno.

Posteriormente, el EHP procedió a trabajar mediante sectores o clústeres de acuerdo con los lineamientos respuesta definidos en el Inter-agency Standing Committee. Se activaron inicialmente ocho sectores liderados por las agencias ONU: (1) Salud -OPS/OMS; (2) Seguridad Alimentaria y Nutricional-PMA/FAO/UNICEF; (3) Agua, Higiene y Saneamiento (WASH por sus siglas en inglés)-UNICEF; (4) Protección- ACNUR/UNICEF; (5) Albergues o Centros de Cuarentena- OIM; (6) Logística-PMA; (7) Telecomunicaciones-PMA y (8) Recuperación Temprana-PNUD. Bajo el liderazgo de la RC y el soporte técnico de OPS/OMS, OCHA y PMA, los sectores trabajaron en la elaboración de un Plan de Respuesta Humanitaria (PRH) con el objetivo de definir las principales líneas estratégicas para una respuesta coordinada y efectiva con acciones de corto y mediano plazo. Dicho Plan fue validado y publicado el 30 de abril de 2020 y con la presente versión se pretende reiterar la importancia de la continuidad de las acciones planteadas para suplir las necesidades humanitarias de la población más vulnerable que ha sufrido el impacto COVID-19 y otras crisis humanitarias desencadenantes (incluyendo población que también fue afectada por las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal en mayo y junio 2020). Luego de cinco meses de la evolución de esta situación, es evidente que estas necesidades humanitarias aun siguen latentes a pesar de la amplia respuesta del Gobierno y de las organizaciones miembros EHP.

El sistema de las Naciones Unidas en El Salvador continúa liderado una respuesta integral para mitigar los efectos de la pandemia COVID-19 a través de tres ejes fundamentales:

A. Respuesta en salud, cuyas acciones críticas están en función de prevención, contención y respuesta del sector salud centradas en salvar vidas, protección del personal de salud, aislamiento y cuarentena de personas incluyendo a migrantes retornados, funcionamiento y capacidad de los servicios de salud, vigilancia epidemiológica y comunitaria y fortalecimiento de la capacidad diagnóstica oportunidad y de calidad.

B. Respuesta humanitaria, para atender a la población afectada por los efectos generales de la COVID-19, incluye asistencia alimentaria, apoyo a la recuperación temprana de los medios de vida, vigilancia y tratamiento de la desnutrición aguda, provisión de agua e insumos de higiene, protección, respuesta a la movilidad humana, prevención de violencia generalizada incluida la violencia basada en género.

C. Respuesta socioeconómica que sienta las bases para el proceso de recuperación temprana a mediano y largo plazo.

Este Plan de Respuesta Humanitaria se mantiene centrado en acciones con enfoque multisectorial y por tanto complementario entre sí para continuar reduciendo el sufrimiento humano y salvando vidas, no solamente apoyando en la contención y tratamiento de la pandemia sino también proveyendo insumos, servicios y atención a diversos grupos vulnerables afectados por el desencadeno de otras situaciones humanitarias debido a los efectos de la COVID19. En ciertas líneas estratégicas se logra conexión con el plan de recuperación socioeconómica de las Naciones Unidas que se maneja por separado.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.