Saltar al contenido principal

COVID-19: Necesidades y prioridades humanitarias en el norte de centroamérica - El Salvador, Guatemala y Honduras (noviembre 2020)

Países
Honduras
+ 2
Fuentes
OCHA
Fecha de publicación

Introducción

Los tres países que forman la zona norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) tienen un total estimado de 9.2 millones de personas en necesidad1 , lo que supone un incremento del 77% desde la publicación del Panorama de Necesidades Humanitarias a inicios de 2020 y antes de las tormentas tropicales Eta e Iota2 que azotaron la región en noviembre de 2020. Las necesidades, persistentes y en aumento debido al impacto de la pandemia de COVID-19, son similares en los tres países, que enfrentan los mismos desafíos: coberturas sanitarias deficientes, preocupaciones recurrentes en materia de protección debido a las altas tasas de violencia y movimientos de población, reducción del poder adquisitivo y pérdida de medios de vida, con tasas de pobreza e inseguridad alimentaria aumentando de manera alarmante. La COVID-19 ha agravado las vulnerabilidades existentes en los tres países y se prevé que las necesidades empeoren en 2021. El Norte de Centroamérica (NCA) -y el Corredor Seco especialmente- registra, junto con Haití y Venezuela, el mayor aumento de la inseguridad alimentaria en América Latina y el Caribe durante la pandemia, proyectando toda la región el mayor aumento relativo del mundo (+ 269%)3 .

Los países del NCA han desarrollado y están implementando planes de respuesta para enfrentar las vulnerabilidades recurrentes crecientes y exacerbadas por el impacto de la pandemia de COVID-19. Las actividades para salvar vidas que actualmente abarcan esos Planes Humanitarios incluyen la distribución de alimentos y los servicios de agua y saneamiento a las comunidades a las que no llegan los programas gubernamentales o las redes públicas ni tampoco los planes socioeconómicos de Naciones Unidas (NNUU), así como la provisión de servicios de protección a las mujeres y niñas víctimas de la violencia y a las personas desplazadas, incluidos los migrantes retornados.

Asegurar la continuidad y reforzar las actividades que salvan vidas a lo largo de 2021, garantizando la conexión con actividades de recuperación, evitaría que los indicadores de vulnerabilidad de estos países se deteriorasen hasta el punto de no retorno.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs: To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.