Skip to main content

Respuesta del consorcio mire ante la ola invernal en Colombia (18/11/2020)

Countries
Colombia
Sources
Acción contra el Hambre
+ 4 more
Publication date
Origin
View original

Durante el mes de noviembre se viene registrando la segunda temporada de lluvias a lo largo del territorio nacional. Esta situación ha generado desastres en varios departamentos del país, debido a un incremento en intensidad y frecuencia de eventos extremos por aumento en las precipitaciones que incluyen: el paso del huracán Iota, vendavales, crecimiento del caudal de los ríos, deslizamientos de tierras y derrumbes en las vías, inundaciones y avalanchas por desbordamiento de ríos y océanos. Según el último reporte del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), en la actualidad, 25 departamentos se encuentran en alerta roja por las inundaciones y las cifras de damnificados ya superan las 250 mil personas.

Los departamentos más afectados son Antioquia, Chocó y Bolívar. El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina se declaró en alerta máxima por el paso del huracán Iota -clasificado como categoría 5-, el cual impactó fuertemente toda la infraestructura de las tres islas. En Providencia el 100% de las viviendas quedaron afectadas, 80% de ellas con destrucción total, quedando totalmente incomunicada por varias horas, sin servicio de energía eléctrica ni agua y con el Hospital sin techo y parcialmente destruido. En Santa Catalina, que fue evacuada previamente, murieron 2 personas.

Situación en el Chocó

Según el IDEAM, Chocó es el departamento que presenta los niveles de precipitación más altos con promedio de 300 días por año en los sectores del centro y suroccidente del territorio. En esta zona se han presentado inundaciones, deslizamientos y desbordamiento de ríos que dejan a la fecha un saldo de 16 municipios afectados sobre las cuencas de los ríos San Juan y Atrato.

El Consorcio MIRE ha activado a sus Equipos de Respuesta Rápida en terreno. Actualmente se encuentra realizando Evaluaciones de Respuesta de Necesidades y atendiendo las emergencias en Lloró y Bagadó en el departamento del Chocó, municipios donde los afectados ascienden a 4500 personas y 1.100 familias, aproximadamente, y en los cuales MIRE focalizará su atención.

La emergencia humanitaria causada por esta amenaza de inundación ubica a la población de estos territorios en situación de doble y triple afectación, debido a las condiciones existentes de amenaza por conflicto armado en la zona y la Covid-19. El panorama a corto y mediano plazo es crítico ya que se espera un aumento considerable de las necesidades en todos los sectores –San, EiE, Wash, Shelter, Cash, Salud, Niñez, así como de población vulnerable y expuesta a nuevos eventos de precipitación que se estiman hasta tanto no cese la ola invernal del 2020. El Consorcio MIRE que hace presencia activa en la zona logró corroborar que en la actualidad más de 7.000 familias se han visto afectadas, reportándose mayores afectaciones en los municipios de Medio Atrato, Carmen de Atrato, Lloró, Bagadó, Istsmina, Atrato, Nóvita, Medio San Juan, Tadó, Condoto, Sipí, Rio Iró, Cantón de San Pablo, San José Palmar, Cértegui y Río Quito.

Municipios en situación de alerta por parte de la Defensoría del Pueblo

En los municipios del Carmen del Atrato y Lloró se registraron pérdidas de cultivos por motivo de las inundaciones y las familias debieron abandonar sus hogares en canoas y transportes improvisados debido al deterioro y pérdida total de la infraestructura de sus viviendas. Tras el desbordamiento de río Bebaramá, se evacuó de manera preventiva a varias familias de la zona del Medio Atrato en riesgo por amenaza de deslizamientos de tierra. Respecto de las vías de acceso, la creciente del rio Andágueda en el municipio de Lloró derribó el puente principal que comunicaba a esta población con áreas aledañas.

La vía que comunica al departamento con Antioquia se encuentra parcialmente bloqueada por múltiples derrumbes en el tramo de Carmen de Atrato. La vía que comunica a Quibdó con Pereira se encuentra habilitada con paso a un carril en varios segmentos justo después de Playa de Oro, debido a derrumbes de menores proporciones.

Según la Tercera Comunicación del Cambio Climático, Chocó es el séptimo departamento del país que presenta más riesgo por cambio climático y Quibdó, la tercera ciudad después de Bogotá y San Andrés. Dicho riesgo se constituye en gran medida por los aumentos extremos de temperatura que se estiman para los próximos 100 años. Sin embargo, lo que se observa sobre los regímenes de precipitación, es un cambio clasificado como “normal” de entre –10% a 10% desde 1971 hasta el escenario estimado del año 2100.

Esto sugiere que las afectaciones por inundaciones sistemáticas y anuales a la población son debidas también a debilidades en la gestión del riesgo de desastres en la zona, y a la falta de medidas de prevención, adaptación y mitigación a amenazas por inundación y eventos extremos de precipitación en el departamento.