Saltar al contenido principal

UNICEF y la gobernación de Santa Cruz acuerdan programa de atención y respuesta a la emergencia por incendios y sequía en la Chiquitania

Países
Bolivia
+ 1
Fuentes
UNICEF
Fecha de publicación
Origen
Ver original

Con el apoyo financiero de la Embajada de Suecia

Aproximadamente 1.200 familias de los municipios chiquitanos de Concepción, San Ignacio y El Puente, afectadas por la emergencia de incendios y sequía, serán beneficiarias de la provisión de 360 tanques de agua, equipos de bombeo, filtros de agua para 600 familias, y la contratación de camiones cisternas para el suministro de agua en las comunidades, así como acciones informativas y educativas. El 45% de la población beneficiaria son niños, niñas y adolescentes.

SANTA CRUZ, 11 de noviembre de 2020.- UNICEF y el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz firmaron hoy una nota conceptual para trabajar en un programa de prevención, atención y respuesta a la emergencia por incendios y sequía en la Chiquitania. El programa es financiado por la Embajada de Suecia y beneficiará a 1.200 familias de 15 comunidades en los municipios de El Puente, San Ignacio de Velasco y Concepción.

El programa tiene un presupuesto que asciende a 352.273 Dólares (equivalente a 2.430.683 Bolivianos), financiados por la Embajada de Suecia. La implementación se coordinará con la organización Helvetas Bolivia y el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz. Se tiene previsto proveer 360 tanques de agua, equipos de bombeo, filtros de agua para 600 familias, contratación de camiones cisternas para el suministro de agua en las comunidades y también se promoverán prácticas saludables de higiene como el lavado de manos, el tratamiento y consumo de agua potable, higiene menstrual y eliminación adecuada de los excrementos.

El Oficial de Programas de la Embajada de Suecia, Guido Meruvia, señaló que el financiamiento del programa es enteramente sueco, el mismo lo operativiza UNICEF a través de la organización Helvetas que trabaja en Santa Cruz. “El programa está ligado a los derechos de la niñez y adolescencia porque las 1.200 familias beneficiarias significan aproximadamente 6 mil personas, de ellas el 45 por ciento aún no cumplieron los 18 años, por tanto, son personas en mayor situación de vulnerabilidad”, precisó.

“Uno de los objetivos es que estos tres municipios mejoren su capacidad para hacer frente a sucesos similares posteriores generados por la sequía y los incendios, y su población cuente con información sobre la promoción de la higiene y de prácticas y actitudes positivas hacia el medio ambiente”, explicó la Especialista en Agua y Saneamiento Ambiental de UNICEF, Irma Peredo.

“De esta forma se busca apoyar a las comunidades más afectadas por los incendios y las sequías, con cuidado y recuperación, disponibilidad continua de agua para el consumo familiar, y otros suministros para el consumo de agua potable y prácticas de higiene saludables”, añadió.

Al respecto, la Secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Cinthia Asín Sánchez, indicó que la atención se enfoca a tres municipios en extremo vulnerables a las quemas e incendios debido a que ya fueron afectados el 2019 y este año pasan por lo mismo. Sostuvo que además de las formas de provisión o de acceso al agua, también este programa es muy importante porque trabajará en educación en temas de higiene, en la “nueva cultura del agua” y en salud por la pandemia del COVID-19. “En este programa habrá mucho trabajo en educación, dejará huella”, aseguró. “Sin políticas de educación no es posible la convivencia humana”, complementó.

Finalmente, el Secretario General de la gobernación de Santa Cruz, Rolando Aguilera, destacó los niveles de coordinación de su institución con UNICEF, la cooperación sueca y Helvetas, para enfrentar la sequía y quemas, más aún porque las enfermedades que se generan y la pandemia del COVID-19 afectarán más la vida de las personas con menos recursos económicos. Aguilera afirma que es posible prevenir futuras emergencias con acciones como las que plantea el programa.

Apoyo a los más vulnerables

El programa se implementará en dos fases: la respuesta humanitaria inmediata de noviembre de 2020 a enero de 2021, y la recuperación temprana de enero hasta abril de 2021, tiempo en el que se realizarán las acciones de capacitación, información y movilización.

Las acciones inmediatas consisten en proporcionar agua potable para mitigar los efectos de la sequía en la población que habita el área de ejecución del programa. Las necesidades de agua se cubrirán con el suministro de tanques de agua a las comunidades, alquiler de camiones cisterna, filtros de agua a las familias, y con kits de higiene para facilitar la práctica continua del aseo personal. La intervención también incluye el desarrollo de acciones de información y comunicación para promover el aprecio y cuidado del medio ambiente y adopción de prácticas saludables de higiene para disminuir la transmisión del COVID-19, así como otras enfermedades que afectan a las familias, principalmente a niños, niñas y adolescentes.

Se prestará asistencia técnica a los proveedores de agua y saneamiento de los tres municipios destinatarios, se abordarán los temas de gestión de sus servicios bajo el concepto de economía circular para promover un saneamiento descentralizado y sostenible. Además, se proporcionará equipo de protección personal, suministros esenciales de higiene e información para el personal técnico. Estas acciones les permitirán prestar sus servicios y convertirse en replicadores de información oportuna y valiosa.

Contactos de prensa
Franco Clavijo
Especialista de Comunicación
UNICEF
Teléfono: +591 2 2623278
Teléfono: +591 72023301
Correo electrónico: fclavijo@unicef.org