Aller au contenu principal

Guatemala: Análisis de Inseguridad Alimentaria Aguda de la CIF Agosto 2020 – Marzo 2021 Publicado en Noviembre 2020

Pays
Guatemala
Sources
IPC
Date de publication
Origine
Voir l'original

Resumen

De agosto a octubre de 2020, cerca de 3.7 millones de personas se encuentran en crisis o emergencia alimentaria (Fase 3 o peores de la CIF) y por tanto requieren acciones urgentes. Esta cifra disminuirá a 2.7 millones entre noviembre de 2020 y marzo de 2021. Hasta octubre de 2020, los departamentos clasificados en crisis alimentaria (Fase 3) son Alta Verapaz, Baja Verapaz, Chimaltenango, Chiquimula, El Progreso, Huehuetenango, Jalapa, Jutiapa, Quetzaltenango, Quiché, San Marcos, Santa Rosa, Sololá, Suchitepéquez, Totonicapán y Zacapa. Los efectos económicos de la crisis sanitaria de COVID-19 han sido contrarrestados por la ayuda humanitaria estatal y privada, evitando una mayor severidad de inseguridad alimentaria aguda en la mayoría de departamentos.

De noviembre de 2020 a marzo de 2021 se espera que se mantengan en Fase 3 los departamentos de Chiquimula,
Huehuetenango, Quiché y Totonicapán. La población que se encuentra en peores condiciones la componen principalmente agricultores de subsistencia que han tenido pérdidas de ingresos por las restricciones de movilidad y transporte derivadas de la pandemia de COVID-19, pequeños comerciantes informales y que se ven obligados a utilizar estrategias de afrontamiento de crisis o emergencia para solventar sus brechas alimentarias, como venta de activos productivos.

En estos departamentos el consumo de alimentos es limitado y pobre alcanzando el 20 % de su población.

Factores clave asociados

COVID-19

De manera general, la llegada de la pandemia del COVID-19 a la Región y Guatemala, ha provocado restricciones obligadas a la movilidad para cumplir las medidas de confinamiento necesarias impulsadas por el gobierno, la disminución en el transporte para acceder a mercados, lugares de trabajo, y servicios básicos.

Precios de alimentos

A pesar del apoyo al mercado, la especulación y la incertidumbre se ha reflejado en alza de precios de los granos básicos, afectando el acceso al consumo para la mayor parte de la población que depende de la compra de estos alimentos.

Pérdida de ingresos

Se ha visto reducido las fuentes de ingresos, ya sea por estar relacionadas a comercio informal, o a cierres de fuentes de empleo, y que debido a ello han presentado serias dificultades para tener acceso a los alimentos, viéndose obligadas a utilizar estrategias de afrontamiento de crisis.