Skip to main content

Reflexiona antes de compartir: ayuda a detener la desinformación viral sobre el coronavirus

Countries
World
Sources
UN News
Publication date
Origin
View original

En el marco de la iniciativa Verified, la ONU lanza la campaña Pause¸ que invita a los usuarios de las redes sociales a hacer una pausa y pensar lo que se disponen a compartir. La idea es que ese momento de reflexión sirva para rechazar contenidos que son falsos, que nada tienen que ver con la ciencia o con los hechos demostrados y que impiden el diálogo sosegado que toda sociedad necesita para hacer frente de manera eficaz al COVID-19.

Las Naciones Unidas piden a la gente que tomen la misma distancia de los rumores y las noticias falsa en las redes sociales que la que adoptan físicamente para no contagiarse del virus.

Ese es el último mensaje de la iniciativa de la ONU Verified, que quiere que todo el mundo haga una pausa antes de compartir contenido cargado de emociones y datos falsos en las redes sociales.

“Una de las formas en que la desinformación se propaga es la forma en que la gente la comparte”, aseguro Melissa Fleming, responsable del Departamento de Comunicación Global, en víspera del lanzamiento de la campaña Pause, que coincide con el Día de las Redes Sociales.

“La idea de Pause es: cuídate antes de compartir. Esperamos que cuidarse comience a ser una norma social que la gente tenga en sus cabezas y que permita un cambio personal de comportamiento”, añadió.

La campaña Pause contiene videos, gráficos y gifs coloridos que hacen hincapié en compartir solo contenido de redes sociales confiable, preciso y basado en la ciencia.

La realidad no es en blanco y negro; tiene colores, tonos y matices

“Su objetivo es hacer que las personas piensen en la desinformación y en las declaraciones en blanco y negro que se presentan a menudo en una forma ‘más fácil de compartir’ pero que, sin embargo, las personas que se comunican de manera responsable y confían en la ciencia nunca harían porque hay que comunicar los matices”, dijo Fleming.

Como ejemplo, citó que los grupos antivacunas ya se están preparando para rechazar cualquier futura vacuna contra el COVID-19.

A través de Verified, la ONU ha reclutado a los llamados "primeros interventores de la respuesta digital", cuya misión es contrarrestar las noticias falsas. Ya hay más de 10.000 interventores inscritos en la campaña, que van desde verificadores de hechos en Colombia hasta jóvenes periodistas en el Reino Unido, y el número de voluntarios está creciendo a una tasa de alrededor del 10% por semana, según el Departamento de Comunicación Global de la ONU.

La campaña también cuenta con el apoyo de la mayoría de los países que conforman la ONU. Encabezados por Letonia, unos dos tercios de los 193 Estados miembros de la ONU emitieron una declaración el 12 de junio, señalando la necesidad de contrarrestar la proliferación de desinformación generalizada en el contexto del COVID-19.

Los países y las plataformas deben tomar medidas

"Estamos preocupados por el daño causado por la creación y circulación deliberada de información falsa o manipulada relacionada con la pandemia. Llamamos a los países a tomar medidas que, de manera objetiva y con el debido respeto para la libertad de expresión de los ciudadanos, contrarresten la propagación de dicha desinformación”, se lee en la declaración.

Varias grandes compañías de medios de comunicación de todo el mundo también están distribuyendo contenido de Pause en sus canales, en línea y por mensaje de texto.

El objetivo es ayudar a detener la propagación de información inexacta sobre COVID-19 en las redes sociales, dijo Fleming, que enfatizó que solo plataformas como Facebook o Twitter pueden realmente detener la propagación viral de noticias falsas.

"También necesitamos las plataformas para trabajar con nosotros", dijo, y agregó que la ONU está "en conversación" con esas empresas. Muchas plataformas de redes sociales se han comprometido a promover Pause, al tiempo que aumentan sus esfuerzos para detener la circulación de información errónea.