Skip to main content

Sigue temblando la tierra en Puerto Rico

Countries
Puerto Rico (The United States of America)
Sources
VOA
Publication date
Origin
View original

El martes continúan los temblores en Puerto Rico, después de que un sismo de magnitud 6.4 sacudiera la isla el 7 de enero, causando daños a lo largo de la costa sur.

El martes se registró una réplica de 4.6, el más fuerte de los 25 sismos reportados entre lunes y martes, por la red sísmica de dicho país.

Se han registrado más de 1.280 sismos en el sur de Puerto Rico desde el 28 de diciembre, de los que más de una veintena han sido de magnitud 4,5 o mayor, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Según Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica, en entrevista con el Nuevo Día, "esta actividad está acorde con los pronósticos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés), entidad que señaló que en los próximos 30 días hay un 75% de probabilidad de que ocurran réplicas menores al terremoto de 6.4 registrado el pasado 7 de enero. Indicó, no obstante, que la ciudadanía debe mantenerse alerta porque las proyecciones podrían cambiar".

Por otro lado, expertos entrevistados por The Associated Press ven falta de preparación ante los sismos en este país.

“Quedó demostrado que Puerto Rico no está preparado para un movimiento sísmico”, dijo Nazario Lugo, presidente de la Asociación de Gestores de Emergencias de la isla. “El gobierno tiene que ser proactivo, y vimos que no fue de esa manera hasta que tenían el agua al cuello”.

Lugo, quien fue director de gestión de emergencias de Puerto Rico, comentó a The Associated Press que el gobierno no activó su centro de mando de emergencia hasta al día siguiente del sismo más grande, incumpliendo el protocolo.

Aunque muchos puertorriqueños se sorprendieron, los científicos no. Era el caso de Christa von Hillebrandt, exdirectora de la Red Sísmica de la isla y gestora del programa de alerta de tsunami de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica.

“Por décadas, científicos y personas como yo hemos estado informando y alertando a la comunidad y al gobierno de Puerto Rico de la amenaza física”, señaló. “Sobre los pasados 30 años definitivamente se elevó la conciencia sísmica en Puerto Rico, pero faltó mucha acción... Uno veía mejoras, pero algunas áreas críticas no recibieron suficiente atención”.

Apenas unos días después del desastre natural, el director de gestión de emergencias Carlos Acevedo reconoció ante la prensa que el gobierno aún no había completado un plan que establece el protocolo de actuación en caso de que se registre un sismo en la isla.

Juan Alicea, presidente de la Sociedad de Ingenieros Profesionales puertorriqueña, dijo a la AP que no recibió un borrador del plan hasta el 5 de enero.

“Yo lo veo como una falta”, comentó. “Tenemos que todos asumir nuestras responsabilidades”.

Jeff Byard, de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA por sus siglas en inglés), se mostró extremadamente satisfecho con la operación tras los sismos.

“No puedo elogiar lo suficiente al estado por la actitud proactiva con la que han proporcionado los recursos iniciales, el apoyo inicial”, señaló.​