Skip to main content

El equipo START se prepara para mejorar la calidad de la ayuda de emergencia española

Countries
Mozambique
Sources
AECID
Publication date
Origin
View original

A cinco meses del repliegue del Equipo Técnico Español de Ayuda y Respuesta a Emergencias (START) en Mozambique, tras dar soporte médico a la población damnificada por el ciclón Idai, el equipo START sigue dando pasos para mejorar la calidad de la respuesta de la Cooperación Española ante emergencias.

En las últimas semanas, se han intensificado las actividades en torno a este Equipo Médico de Emergencia (EMT por sus siglas en inglés). Una vez que el material médico y logístico del hospital se halla en las instalaciones que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) tiene en la Base Aérea de Torrejón, la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia ha iniciado los trabajos para su disponibilidad, implementando las lecciones aprendidas en el primer despliegue realizado por el START, en abril pasado, en Mozambique.

SIMULACROS

Por otro lado, parte del equipo de dirección, así como del equipo técnico, han participado las pasadas semanas en dos simulacros de respuesta ante huracanes y terremotos, en estrecha colaboración con la Dirección General de la Protección Civil del Ministerio del Interior; uno en La Habana (Cuba) y otro en Curazao. Organizados por la Unión Europea, a través de la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (ECHO), y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), junto con la Defensa Civil cubana en el caso de La Habana, los simulacros han permitido al personal del START poner en común planes de actuación ante emergencias con otros equipos europeos e internacionales, así como debatir acerca de cómo mejorar los protocolos de emergencia ante desastres naturales.

BOARD CLÍNICO

Ya en España, la semana pasada, se dieron cita en la sede de la Agencia Española de Cooperación (AECID) los principales responsables de las diferentes áreas médicas del START, con el fin de mejorar el diseño del propio hospital, elaborar planes de formación para el personal y planificar el trabajo a desarrollar en los próximos meses. El denominado board clínico, o equipo de responsables clínicos del hospital, está compuesto por dos representantes de cada área de salud del hospital.