Skip to main content

Irregularidades climáticas impactan la producción de granos básicos en Guatemala

Countries
Guatemala
Sources
FEWS NET
Publication date
Origin
View original

Irregularidades climáticas impactan la producción de granos básicos en el país

MENSAJES CLAVE

• Los hogares ubicados en áreas focalizadas del Corredor Seco, cuyos cultivos fueron afectados por la irregularidad de las lluvias y las altas temperaturas, no podrán contar con las cosechas de Primera para llenar sus reservas de maíz y frijol, por lo que deberán continuar abasteciéndose en el mercado.

• Para los hogares que han dependido de la compra durante todo el año, y que han recurrido al uso de estrategias de afrontamiento negativas, el inicio de la temporada de alta demanda de mano de obra brindará un alivio para unos meses pues podrán llenar los requerimientos calóricos mínimos.

• El precio del maíz sigue registrando alzas. Aunque se prevé que el precio disminuya con la presencia del nuevo grano nacional, su valor continuará por arriba del promedio. Esto impactará el acceso al reducirse el poder adquisitivo de los hogares.

• Algunas zonas del corredor seco oriental y áreas focalizadas del occidental se clasificarán en Crisis (Fase 3, CIF). Otras zonas del occidente mantendrán una situación de Estrés (Fase 2, CIF) al menos hasta enero, mientras que el resto del país presentará una situación Mínima (Fase 1, CIF).

SITUACIÓN ACTUAL

En septiembre inicia la cosecha de granos básicos, especialmente de maíz, en el oriente, sur y norte del país. La irregularidad de la lluvia y las altas temperaturas perjudicaron el correcto desarrollo de los cultivos de Primera de granos básicos, por lo que se espera una reducción en los rendimientos. Sin embargo, el impacto es más severo en el Corredor Seco, principalmente en los Departamentos de El Progreso, Jutiapa, Zacapa, Chiquimula, Baja Verapaz y Quiché donde el primer periodo de lluvias inició tardíamente, fue deficitario, y las temperaturas registraron valores por arriba del promedio, lo que ha resultado en pérdidas de más del 50 por ciento.

El altiplano occidental cuenta con un ciclo más largo de producción, por lo que se espera que la cosecha de granos básicos inicie entre diciembre y enero. Sin embargo, el errático periodo de lluvias aunado a las altas temperaturas registradas en las zonas más bajas de dicha región ha impactado la disponibilidad del agua en el suelo para el desarrollo del maíz, por lo que en zonas focalizadas de Huehuetenango y Totonicapán se traducirá en pérdidas de cosechas, afectando de nuevo a los hogares de subsistencia que cuentan con áreas reducidas de cultivo y recursos mínimos.

En octubre o noviembre inicia la alta demanda de mano de obra, principalmente para la cosecha de café y caña de azúcar. Mientras tanto, las opciones para la generación de ingresos se mantienen bajas, siendo las más importantes las fuentes de empleo a nivel local para actividades agrícolas. Las familias continúan empleando estrategias de afrontamiento negativas para obtener dinero, tales como la migración atípica en temporadas que generalmente no salen pues suelen dedicar a la cosecha/siembra de sus cultivos, a lugares más lejanos y la incorporación de nuevos miembros de la familia a actividades tales como tareas domésticas, ayudantes de construcción o buses, entre otras.

El precio del maíz sigue la tendencia al alza registrando en julio un precio promedio al mayorista de Q.157.50/Quintal, el alza se refleja también en los precios al consumidor quienes compran a un precio de entre Q.1.50 y Q.2.00/libra. El precio suele aumentar estacionalmente entre junio y agosto, pues es cuando el mercado se abastece de grano nacional almacenado y de importaciones provenientes principalmente de México, y los volúmenes de comercialización se mantienen estables en los mercados departamentales.

La tasa de desnutrición aguda para la semana 32 por el Ministerio de Salud es 21 por ciento mayor a la encontrada en el mismo período del 2018, similar a la del mismo período del año 2015 y levemente inferior a la del 2014, época en la que el Ministerio aún realizaba búsqueda activa de casos a través del Sistema de Prestadoras de Servicios. Departamentos como Zacapa, Chiquimula, Baja Verapaz, Huehuetenango, El Progreso y Alta Verapaz presentan tasas por arriba del promedio. Estacionalmente, durante la temporada de escasez los casos de desnutrición tienden a aumentar, sin llegar a tasas críticas.