Saltar al contenido principal

Informe especial 7 Volcán Chaparrastique continua en erupción de gases y ceniza.

Países
El Salvador
Fuentes
Govt. El Salvador
Fecha de publicación
Origen
Ver original

El volcán Chaparrastique continúa en su proceso eruptivo emitiendo pulsos de gases (Figura 1). Esta desgasificación forma una columna de gases con ceniza desplazándose en dirección occidental, alcanzando en ocasiones los 400 metros de altura. Estos gases están asociados a cambios en la presión interna del volcán.

Durante las últimas 24 horas la desgasificación y la sismicidad del volcán han presentado periodos de altos y bajos (Figura 2). Por lo tanto, un cambio repentino en estos parámetros seria indicador de un proceso de despresurización y relajamiento del sistema volcánico que podría inducir actividad eruptiva de mayor energía. Estos cambios en el volcán Chaparrastique pueden ocurrir súbitamente.

Los valores de la vibración sísmica (RSAM) registrados en las últimas 24 horas, se han mantenido fluctuando entre las 123 y 201 unidades, con promedio de 145 unidades por hora, valores considerados arriba de lo normal (Figura 3).

Observadores locales (ROL) de la zona del volcán reportan emisión de gases y pequeñas emisiones de ceniza localizadas en la cumbre del volcán. No se tiene reporte de daños en las personas del lugar.

El análisis de la situación actual indica que el volcán continua con su proceso eruptivo iniciado el pasado jueves 3 de enero, emitiendo gases y pequeñas cantidades de ceniza transportados según la dirección del viento dominante, y puede alcanzar zonas pobladas al oeste del volcán, y sentirse olor a azufre en las zonas comprendidas entre El Carreto, La Piedra y Piedra Azul.

En el caso de incrementarse de manera súbita la actividad, el escenario más probable continúa siendo la generación de una columna eruptiva de mayor altura (2 km aprox.) cuyas cenizas podrían caer en los municipios de San Rafael Oriente, San Jorge y Chinameca. La producción de proyectiles balísticos se incluye en este escenario, y podrían alcanzar hasta tres kilómetros alrededor del cráter. Sin embargo, no se descarta la posible producción de flujos de lava desde los flancos del volcán.

El MARN continúa realizando el monitoreo sistemático del volcán y mantiene una comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y la Red de Observadores Locales. Además, hace un llamado a pobladores, turistas y montañistas a mantenerse alejados del cráter debido a los cambios súbitos que a menudo presenta en su actividad.

La próxima actualización de datos será el martes 8 de enero de 2019. En caso de ocurrir algún cambio significativo se emitirá informe especial anticipado.