Skip to main content

Boletín Agro-Riesgo No 4 - Abril, 2018

Countries
Bolivia
Sources
Govt. Bolivia
Publication date
Origin
View original

El presente boletín tiene como objetivo informar a las diferentes unidades técnicas e instituciones involucradas con la agricultura y la seguridad alimentaria, y otros grupos que trabajan en gestión de riesgo agrícola para la toma de decisiones sobre acciones de prevención contra fenómenos climáticos adversos que afecten la actividad agropecuaria.

• Incidencia de los efectos del Fenómenos La Niña 2017-2018 en el sector agropecuario

Desde el mes de noviembre de 2017 el fenómeno de La Niña en Bolivia se está reflejando en precipitaciones intensas y recurrentes en diferentes regiones del país. En la región amazónica muchos ríos de la cuenca del Mamoré se han desbordado y otras aún encuentran en alerta roja y naranja; en la cuenca del Río Beni la mayoría de sus afluentes estuvieron con alerta naranja y afectaron diferentes cultivos. Asimismo, la cuenca del Pilcomayo ha estado afectada por altas precipitaciones que incidieron en los niveles de aguas en los principales ríos como el rio San Juan del ORO.

Este escenario de impacto, ha generado daños y pérdidas en las actividades agropecuarias.
De acuerdo a datos del SENAMHI, se preveía la permanencia del Fenómeno La Niña hasta el mes de mayo 2018, y que podrían determinar mayores daños y pérdidas en el sector agropecuario, con las consecuentes reducciones en rendimientos y volúmenes de producción.

En fecha 7 de febrero de 2018, mediante D.S. 3479 el Gobierno Nacional declaró Emergencia Nacional, debido al exceso de precipitaciones pluviales ocasionando inundaciones, riadas y desbordes de ríos en diferentes regiones del territorio nacional, provocadas por el calentamiento global; asimismo en su Artículo 3 (Recursos Económicos), incisos I y IV, a realizar tanto reajustes presupuestarios como la reasignación de recursos económicos a nivel de los Ministerios y entidades públicas para la atención de la emergencia declarada, la atención de las necesidades humanitarias y la rehabilitación de los sectores afectados